Internacionales

Decomisaron más de 450 kilos de pirotecnia en Argentina

Argentina.-Este fin de semana de Navidad decomisaron más de 450 kilos de pirotecnia no autorizada o comercializada en lugares sin habilitación, en Mar del Plata, Argentina, informó la Subsecretaría de Inspección General.

La cifra es menor a la del año pasado. A través de las cámaras del Centro de Operaciones y Monitoreo, el municipio detectó lugares sin autorización para comercializar este tipo de productos, algunos de los cuales estaban ubicados en 180 y Juan B. Justo, 188 y Beruti, Polonia y Fortunato de la Plaza y Estrada esquina Della Paolera.

“Fue un trabajo en equipo”, señaló Emilio Sucar Grau, titular de Inspección General en el momento que decomisaron los implementos pirotécnicos. “Pudimos optimizar el recurso municipal e ir a lugares puntuales en donde se detectó la falta de autorización para vender pirotecnia.

En el marco de la Ordenanza 21.622, estamos realizando controles desde hace tiempo en distintos puntos de la ciudad para que toda la pirotecnia que sea utilizada esté acorde a la reglamentación vigente, tenga la autorización del Renar y el número de serie correspondiente”, agregó.

De cara a Año Nuevo, el vocero de la inspección efectuó algunas recomendaciones a la hora de comprar este tipo de productos: “Hay que seguir las instrucciones de uso que vienen en el prospecto, los menores deben estar acompañados por un mayor, no usar en lugar inflamable, comprarlos en lugares autorizados para la venta y, sobre todas las cosas, la prevención: que sea un motivo de fiesta y no de desgracia”.

La pirotecnia en contraste internacional

Con solo pocas fronteras de tierra, el país hermano, Venezuela, ha recibido las Navidades bajo “oscuridad” debido costos de la pirotecnia obligando a disponer los pocos ingresos que perciben para costear alimentos y medicinas, dejando los cielos a oscuras.

La  famosa feria de fuegos artificiales ubicada en El Poliedrito en la capital venezolana, Caracas, es reflejo de la crisis que atraviesa Venezuela: comercios cerrados, vendedores sentados viendo la nada, pasillos llenos de escombros y la soledad en los locales saltan a la vista al llegar al lugar.

Más allá de medidas para preservar la seguridad de los venezolanos, la caída de la economía ha sido suficiente para “apagar las Navidades en Venezuela”. Las tortas de explosivos cuestan entre 3 y 15 millones de bolívares, un paquete de luces de bengala cuesta 110 mil bolívares, una caja con 10 bombeadores alcanza los 180 mil bolívares y una bolsa con un globo del deseo vale 50 mil bolívares.

Christopher Novoselic

21.- Comunicador social, amante de las lecturas de antaño, buscador de sabiduría y aprendiz de viejos filósofos | Escritor "en formación" | Fotógrafo: por vocación y Forense por estudios | músico por pasión. "Más que el saber, me place el dudar"

Artículos relacionados

Close