Demócratas presentaron proyecto contra terapias para “curar homosexualidad”

Estados Unidos.- Algunos demócratas de la comunidad de Rhode Island presentaron una especie de proyecto de ley contra las terapias para “curar la homosexualidad”.

Políticos netamente del Partido Demócrata lograron presentar un proyecto en el Estado norteamericano de Rhode Island para impedir que las organizaciones religiosas continúen celebrando terapias fraudulentas en las que alegan ser capaces de “curar la homosexualidad”.

Según lo han indicado este proyecto de ley presentado ante la Cámara de Representantes y el Senado del Estado norteamericano busca convertir en ilegal la práctica de terapias fraudulentas para “curar la homosexualidad” en la región estadounidense. La medida, de ser aprobada, tendrá efecto únicamente en el colectivo de menores de edad.

Lo presentado por los demócratas ya ha sido visualizado en audiencia por un comité de la Cámara de Representantes de Rhode Island, estando actualmente pendiente de audiencia en el Senado y en proceso de estudio por un comité sanitario de la Cámara de Representantes del Estado norteamericano.

Esta medida, de ser aprobada, ayudará a proteger a los jóvenes LGTB, especialmente a los que han sido criados y viven en un entorno religioso, frente a una terapias fraudulentas que se valen de los prejuicios que han llevado consigo esos jóvenes desde su infancia para hacerles creer que el problema lo tienen ellos y lo pueden solucionar con las terapias para “curar la homosexualidad” que suelen llevar a cabo algunas organizaciones religiosas, principalmente evangélicas.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud, entre otras agrupaciones medicas del mundo, se han pronunciado en diversas ocasiones en contra de las terapias fraudulentas para “curar la homosexualidad”, recordando la inutilidad de intentar “curar” algo que no es una enfermedad ni problema alguno, así como los problemas físicos y psicológicos que conlleva someterse al citado fraude.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España ha condenado en un comunicado las “terapias” fraudulentas que defienden tener la capacidad de “curar la homosexualidad”. La comunidad de psicólogos españoles ha recordado que la homosexualidad no es ninguna enfermedad a curar y que las “terapias” fraudulentas que alegan “curarla” conllevan graves peligros físicos y psicológicos para quienes se someten a los mismos para intentar cumplir con los prejuicios sociales en torno a la homosexualidad, especialmente cuando se vive en un contexto religioso.