Denunciaron tala ilegal de bosques en Amazonas

Perú.- Gran cantidad de bosques pertenecientes a las comunidades originarias y nativas, son deforestadas por malos leñosos que, a pesar de estar inhabilitados y gracias a la falta de inspección, hacen de las suyas en el departamento de Condorcanqui, razón por la cual las comunidades de la etnia Apu, solicitaron la mediación de las autoridades.

“La tala ilícita de árboles resulta impresionante, toda vez que grandes apoderados y administradores han situado aserraderos en diferentes comunidades nativas, fructificándose de las necesidades de los hermanos nativos, los cuales desconocen que tal acción se encuentra prohibida y atenta contra el medio ambiente”, revelaron pobladores de Santa María de Nieva.

Según el portal web del diario La República, en una representación fotográfica mostrada a los medios de comunicación, se puede ver un aserradero en la comunidad de Tayunsa y puente Nieva, donde coexiste gran cantidad de madera cortada a través de la manipulación de motosierras, trasformándola en grandes troncos. Además, los botes siguen trasladando la madera dejándola en las orillas del río Nieva para sacarla en grandes vehículos a la costa.

La intranquilidad de los pobladores se debe a que ninguna autoridad forestal, ambiental y de fauna silvestre efectúa su labor en estas comunidades nativas, y a muchos pobladores no les interesa la conservación de los bosques de la Amazonía peruana.

Nueva área deforestada por minería ilegal en el norte de Perú

Madre de Dios no resulta la única región hostigada por la minería ilegal. En la provincia de Condorcanqui, ubicada al norte de la región Amazónica peruana, se han deforestado más de ocho hectáreas de bosques, es decir, lo semejante a once campos de fútbol. Frente al área deforestada, se halla el centro poblado de Yutupis con una población de cuatro mil habitantes del pueblo nativo Awajún, el cual se mantiene en peligro continuo por su exposición al mercurio utilizado en las dragas de la minería ilegal en el río Santiago.

Las iconografías satelitales del Proyecto Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP), contrato de la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA) y la Amazon Conservation Asociation (ACA), han probado que la deforestación se está desarrollando desde agosto de 2014.

Comments

comments