Departamento de Salud norteamericano dejó de recopilar datos LGBT

Estados Unidos.- El gobierno del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dio a conocer que modificó la Encuesta Nacional de Usuarios de la Ley de Ancianos Americanos (NSOAAP) para eliminar la misma la pregunta que permitía conocer la situación de los ancianos pertenecientes al colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Uno de los principales objetivos de esta modificación es eliminar la pregunta que cuestionaba a los ancianos que usan servicios sanitarios prestados por la citada ley sobre la orientación sexual de los mismos, con el objetivo de crear estadísticas personalizadas que permitan conocer la situación de los distintos colectivos de ancianos del país norteamericano.

La reciente decisión del Departamento de Salud y Servicios Sociales del nuevo gobierno republicano de Donald J. Trump presume un nuevo ataque hacia la comunidad LGTB que inquiere restar visibilidad y medidas de apoyo hacia dicho colectivo en el proceso de unión a grupos de ultraderecha por parte de la Administración de Trump.

Desde la organización Human Rights Campaign, un colectivo que trabaja por la defensa de los derechos civiles en los Estados Unidos, condenaron la medida del Departamento de Salud y Servicios Sociales, recordando la gran cantidad de ancianos LGTB que viven actualmente en el país norteamericano.

De esta manera David Stacy, director de Asuntos Gubernamentales de la Human Rights Campaign, enfatizó que “hoy en día se calcula que 1,5 millones de ancianos pertenecientes al colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y que viven en los Estados Unidos“.

“Esta es una población extremadamente vulnerable en la que muchos de los cuales tienen que afrontar retos de la edad o enfermedades sin los sistemas de apoyo tradicionales y las protecciones legales que otras personas mayores pueden dar por sentado“, recordaron desde la organización Human Rights Campaign.

De igual forma destacaron que “si no recopilamos datos sobre las personas mayores, los políticos y los activistas no podremos saber la magnitud de los problemas a los que se enfrentan los mismos“, han indicado desde la Human Rights Campaign”.

En este sentido esperan que las medidas puedan ser restablecidas y se enfoquen más hacia los derechos de la comunidad LGBT que hacen vida dentro de Estados Unidos.

 

The following two tabs change content below.