SaludUruguay

Detectan droga adulterada en Uruguay

Montevideo.- Según el “Observatorio Uruguayo de Drogas” de la Junta Nacional de Drogas (JND), el consumo de cocaína adulterada ha aumentado en Uruguay en los últimos meses, con consecuencias muy graves para las personas que consumen esta droga.

Esta cocaína adulterada viene circulando en el país en meses recientes, según las experticias realizadas en muestras que han presentado una incidencia significativa de presencia de un medicamento veterinario que produce efectos muy perniciosos para la salud.

Este medicamento es conocido como “Levamisol” y se ha detectado en 70% de las muestras que fueron analizadas, por lo que la Junta Nacional de Drogas emitió un alerta para las personas que consumen cocaína y el personal medico de clínica y hospitales. El “Levamisol” es un poderoso antihelmíntico utilizado por veterinarios para el tratamiento de parásitos en los animales.
Al activar el Sistema de Alerta Temprana para drogas, la Junta envió el informe con los resultados de los análisis a todos los centros asistenciales del país,
para que el personal médico esté al tanto de la situación y puedan detectar con rapidez los pacientes que ingresen con complicaciones y que estén bajos los efectos del consumo de cocaína.

El representante de la JND informó que ha aumentado la detección de sustancias adulteradas en los últimos meses y admitió que “hay preocupación”, pero ya se han activado los dispositivos necesarios para hacer frente a la situación.

Los resultados que dieron lugar a la alerta fueron hechos a partir de droga incautada y de personas consumidoras de esta droga que presentaron problemas adicionales a los efectos en sí de la cocaína. De treinta muestras analizadas veintidós tenían presencia de este medicamento veterinario.

Este antihelmíntico fue detectado por primera vez como adulterante de la cocaína en el año 2003 en Estados Unidos y diez años más tarde las autoridades la detectaron en suelo uruguayo. El principio activo del “Levamisol” fue usado en el pasado para el tratamiento de cáncer pero, debido a los adelantos médicos y al uso de medicamentos más benévolos en cuanto a sus efectos secundarios, este antihelmíntico dejó de usarse para consumo humano. Las complicaciones que pueden presentar los consumidores de cocaína adulterada con antihelmínticos son la disminución de glóbulos blancos, encargados de defender el organismo de infecciones y enfermedades de tipo renal, pulmonar y cerebral.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close