Internacionales

Detención de Puigdemont complica el debate para su investidura

Los próximos días serán decisivos para saber si Puigdemont irá a la cárcel o de regreso a su despacho en la sede de la Generalitat en Barcelona

Los independentistas de Cataluña no se rinden con la investidura. Las vías se cierran. El único camino que le queda al partido Junts Per Catalunya para investir a Puigdemont es pasar por encima de la ley.

Tras su detención en Alemania, ahora el panorama se complica más para que Carles Puigdemont vuelva a tomar las riendas de la Generalitat.

ERC y el Partido Demócrata de Cataluña (PDeCAT) no apoyan la decisión de los radicales. Quien sí la respalda es el propio presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent.

La CUP, partido independentista de extrema izquierda, no quiere que se le dé el fuero a Puigdemont al margen de la ley.

Y mientras todo esto sucede en el plano partidista e institucional, la calle se caliente y se muestra como el plano que empieza a dominar la escena pública en España. Y también en las portadas de los principales periódicos del mundo.

“Hay que ver cómo hacemos a Puigdemont presidente de verdad”, dijo la portavoz de Junts Per Cat, Elsa Artadi.

Para este miércoles está convocado un pleno en el Parlament, en el cual las fuerzas independentistas introducirán una resolución en la que manifiestan lo siguiente: “El Parlament se compromete a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar quCarles Puigdemont pueda ejercer sus derechos políticos incluyendo el derecho a someter a debate y votación su candidatura para ser investido presidente de la Generalitat”.

El problema de la investidura

El revés y la piedra de tranca parecen estar es en el Parlamento. Su presidente, Roger Torrent, ya ha manifestado que no está dispuesto a desobedecer la sentencia del Tribunal Constitucional.

También persiste el veto del Alto Tribunal a que Puigdemont sea elegido o investido a distancia como presidente de Cataluña.

Ante esta situación, el Parlament lleva a cabo una reforma a la Ley de la Presidencia de Cataluña. Esto con el objetivo de instaurar en el texto la figura de la investidura a distancia.

La medida se publicó el pasado viernes en el Boletín de la Cámara catalana. Ahora las facciones constitucionalistas de diputados procederán a enmendarla para que el proyecto pueda pasar.

Los magistrados del Tribunal Constitucional ya fueron explícitos. Advirtieron que Puigdemont no podrá ser investido ni siquiera con esa reforma.

Los próximos días serán decisivos. Se sabrá si Puigdemont irá a la cárcel o  de regreso a su despacho en la sede de la Generalitat en Barcelona.

Artículos relacionados

Close