Internacionales

Disturbios en prisión de Carolina del Sur registraron siete muertos

Hacen parte de una epidemia de violencia en las cárceles estadounidenses

La madrugada de este lunes estalló en violencia una prisión de Carolina del Sur, convirtiéndose en lo que los funcionarios describieron como un evento de “víctimas en masa”.

Según datos aportados por Associated Press, el disturbio dejó un saldo de siete muertos y diecisiete heridos. Uno de los internos informó a AP que los cuerpos estaban amontonados, literalmente, unos sobre otros.

Al mismo tiempo, refirió que los guardias de seguridad no hicieron un esfuerzo muy notable para detener la violencia entre los reclusos, además que ninguno de ellos resultó herido. Las heridas daban cuenta de apuñalamientos, algunos presos fueron golpeados hasta morir.

Entretanto, los funcionarios indicaron que la trifulca en la Correccional Lee, fue  por dinero y territorio; pero el recluso informante lo atribuyó a pelea de pandillas. También acotó que las puertas de varias celdas se rompieron antes del disturbio. Eso permitiría que los reclusos deambularan libremente para contribuir al caos.

Este incidente, particularmente reprochable, hace parte de un grave problema de violencia en las cárceles de EE.UU. De acuerdo a un reciente estudio, el 21% de los presos varones durante un período de seis meses son agredidos físicamente. Mientras que entre el 2 y el 5% son agredidos sexualmente.

De vieja data

No obstante, en el caso de la Correccional Lee, los hechos violentos han aumentado desmesuradamente. Esta prisión se apertura hace aproximadamente 25 años, alberga alrededor de 1700 de los delincuentes más violentos de Carolina del Sur.

Hace algunas semanas, los reclusos tomaron a un guardia como rehén y se mantuvieron al control de una parte del dormitorio por hora y media. En febrero, un interno apuñaló fatalmente a otro.

Para el líder de la minoría de la Cámara de Representantes de Carolina del Sur, Todd Rutherford, los disturbios fueron “inaceptables” y un “síntoma” de fallas generales en el sistema de justicia penal.

“Un incidente de bajas masivas dentro de una instalación correccional es simplemente inaceptable”, escribió Rutherford en su cuenta Twitter. 

“La seguridad: para los reclusos, los empleados y el público debe ser una prioridad. Los disturbios como este son un síntoma de que nuestro sistema de justicia penal está roto y necesita reformas ahora”.

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close