Docentes de Oaxaca amenazaron con boicotear Festival Guelaguetza

México.- Un grupo de docentes realizó un bloqueo parcial de algunas carreteras del estado de Oaxaca, en demanda de varias reivindicaciones laborales.

Los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tomaron la decisión de impedir el tránsito por algunas vías federales y evitar así el libre acceso al Festival de Guelaguetza.

Guelaguetza es una fiesta popular que se realiza principalmente en Oaxaca y que celebra la cooperación entre vecinos para la mejora de una comunidad, por ejemplo en la obtención de cosechas o la construcción de viviendas. Se caracteriza por la realización de bailes típicos con trajes muy coloridos.

Los docentes exigen al gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, la instalación de una mesa de negociación

Esta festividad atrae un gran número de turistas a la entidad. Los docentes decidieron impedir la llegada de automóviles al terminal de autobuses de primera clase y de vuelos al aeropuerto de Xoxocotlán, por lo que los viajeros se vieron en la obligación de caminar largos tramos para llegar a su destino.

Los manifestantes se apostaron desde el sábado en las inmediaciones de las localidades donde se realizará el festival y retuvieron unidades de transporte pesado, que fueron atravesadas para impedir el paso.

Los maestros exigían al gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, la instalación de una mesa de negociación para darles respuestas a sus solicitudes, o de lo contrario seguirían las trancas de vías y procederían a acciones más contundentes.

Durante una conferencia de prensa, los líderes de la agrupación gremial informaron que entregarán un documento firmado por las representaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a fin de suspender la realización de una prueba docente. Además, amenazaron con realizar “acciones sorpresa” para boicotear la  fiesta, cuyo acto central está previsto para este lunes 17 de julio.

Algunos periodistas locales denunciaron que fueron agredidos por los manifestantes cuando se encontraban ejerciendo sus labores, impidiéndoles tomar fotografías de la protesta.

Los turistas, que seguían llegando a Oaxaca, mostraron su descontento con la medida de fuerza iniciada por los docentes y criticaron la inacción del gobierno de Murat.