Donald Trump amenazó a Venezuela con “opciones militares”

Nueva Jersey (EE.UU.).- El presidente estadounidense, Donald Trump amenazó este viernes a Venezuela con una intervención militar, en una sorpresiva escalada de la respuesta de Washington a la crisis política que se vive en el país sudamericano.

Con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente – cuerpo legislativo dominado por el oficialismo  y que no ha sido reconocido por EE.UU. – Venezuela parece haberse deslizado hacia una etapa más volátil de la violencia iniciada en abril pasado. En los últimos días, inclusive, una fuerza antigubernamental saqueó armas de una importante base militar.

Las tensiones entre Caracas y Washington también parecen estar subiendo rápidamente.

“La gente está sufriendo y se está muriendo, tenemos muchas opciones para Venezuela incluyendo una posible opción militar si es necesario”, respondió Trump a  los periodistas en una sesión de preguntas y respuestas.

Los comentarios no dejaron de causar impacto en Caracas, desde donde el ministro venezolano para la Defensa de la nación, Vladimir Padrino López, calificó la amenaza como “un acto de locura”.

Mientras tanto, la Casa Blanca reveló que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, había solicitado el viernes una conversación telefónica con Trump, señalando que el presidente estadounidense sólo estaría dispuesto a hablar con el líder venezolano cuando se restaure la democracia en Venezuela.

Desde hace años, funcionarios venezolanos han advertido que EE.UU. planea una invasión militar contra el país petrolero. A principios de año, un ex general en una entrevista con la agencia de noticias Reuters advirtió que se habían colocado misiles antiaéreos a lo largo de la costa del país para precisamente usarlos frente a una eventualidad.

En Washington, por su parte, el Pentágono ya ha dicho que el ejército estadounidense está dispuesto a apoyar los esfuerzos para proteger a los ciudadanos e intereses de EE.UU., pero que las afirmaciones de Caracas sobre una planeada invasión militar eran “infundadas”.

El ejército de EE.UU. no ha intervenido directamente en la región desde una operación entre 1994 y 1995, en la que se pretendía remover de Haití a un gobierno militar instalado tras un golpe de Estado en 1991.

No obstante, diversos analistas ya han afirmado que el discurso más agresivo de Trump podría ser un beneficio para Maduro al aumentar su credibilidad como “defensor de Venezuela”.

“Maduro debe estar encantado en este momento”, señaló Mark Feierstein, quien fue asesor del ex presidente Barack Obama en asuntos de Venezuela. “Es difícil imaginar algo más perjudicial para Trump”, agregó.

 

 

 

The following two tabs change content below.