Donantes de Clinton solicitaban reuniones

Estados Unidos.- Un grupo reveló presuntas pruebas que evidencian que Hillary Clinton cometió delitos de venta de favores en su gestión en el Departamento de Estado.

El asedio contra el Comité Demócrata por parte de los hackers rusos todavía sigue en pie, y Judicial Watch saca provecho de ello. Este grupo acaba de revelar correos electrónicos que la candidata a la presidencia de EEUU, Hillary Clinton, emitió desde el 2009 hasta el 2013 y que no figuran dentro de los que se dieron a conocer en la investigación que tuvo en su contra, donde se revela que los máximos donantes a su causa política exigieron reuniones privadas con ella.

El príncipe donó por lo menos 32 millones de dólares, y fue una de las figuras de importancia que solicitó una reunión con la entonces secretaria de Estado.

El principal nombre que aparece en estas revelaciones es el del heredero de Bahréin, Salman Al Khalifa, quien le solicitó a la persona de confianza de Clinton, Huma Abedin, un encuentro personal con la entonces secretaria de Estado luego de donar una cantidad de dinero para sus intereses políticos futuros.

Estos correos electrónicos fueron revelados por Judicial Watch, donde se revela que Doug Band aprovechó su función en la fundación Clinton para no solo recavar importantes sumas de dinero, sino también organizar encuentros formales entre diversas personalidades. 

Tal vez el email más comprometedor es el que data del 23 de junio de 2009, cuando Band sugiere a Abedin que la reunión entre el príncipe debía ser primordial, dado que es “un buen amigo nuestro“. Se comprobó que ese personaje de la realeza de Bahréin ya había donado por lo menos 32 millones de dólares a la Clinton Global Initiative durante los años 2005 y 2010.

Venta de Favores

Esto es lo que denuncia Judicial Watch, quien afirma que la candidata demócrata hizo uso impropio de su posición en el Departamento de Estado para realizar “favores a los donantes” de su fundación. El máximo responsable de esta organización, Tom Fitto, espera que se concrete una investigación “seria e independiente” para determinar si Clinton violó otras leyes.

Estos correos datan de los años 2009 y 2013, cuando Clinton envío miles de emails usando una cuenta electrónica personal mediante una serie de servidores privados, algo que está en contra de los estatutos internos del gobierno, dado que viola los principios de la Ley de Acceso a la Información.

La reacción de la campaña de Clinton no se hizo esperar, pues emitieron un comunicado que fue remitido a diversos medios de comunicación que se hicieron eco de las afirmaciones de Judicial Watch, indicando que manipularon las pruebas. Lo cierto es que la polémica de los correos electrónicos siguen persiguiendo a la hoy en día candidata del partido demócrata a las elecciones presidenciales.

 

The following two tabs change content below.

Jairo Reyes

Periodista venezolano.

Comments

comments