Dos detenidos por hackear cuenta de ministra de Seguridad de Argentina

Argentina.- La Policía Federal detuvo a las dos personas que piratearon la cuenta oficial de Twitter de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En dicho perfil los hackers escribieron mensajes ofensivos contra ella y el Gobierno de Mauricio Macri según confirmaron a Efe fuentes oficiales.

Uno de los hombres detenidos tiene 27 años y es un conocido “hacker” apodado “Niño Orsino” quien se había adjudicado los ataques. Mientras que el otro detenido de 45 años es un técnico informático que ya contaba con otra causa por el mismo delito.

Según informaron desde el Ministerio de Seguridad, el operativo se llevó a cabo después de que el juez Sebastián Ramos ordenó el allanamiento de dos domicilios uno ubicado en Buenos Aires donde encontraron al más joven de ellos y el otro fue practicado en La Plata capital de la provincia de Buenos Aires donde se encontraba el otro acusado.

Con respecto al operativo que lideró la propia cartera que dirige, Bullrich destacó que “desde el principio siempre dejamos en claro que aquel que infrinja la ley paga las consecuencias por eso no hay delito sin sanción”.

Ministra de seguridad, Patricia Bullrich.

La ministra sufrió un “hackeo” en su cuenta oficial de Twitter a finales del mes pasado cuando los piratas informáticos publicaron nueve mensajes en su perfil en los que entre otras cosas insultaban al presidente de Argentina, Mauricio Macri y además formularon mensajes ofensivos hacia ella misma.

Algunos de los textos que publicaron los delincuentes cibernéticos decía que presentaba de manera oficial su renuncia como ministra de seguridad.

 La detención tuvo lugar después de que la División de Delitos Tecnológicos de la Policía Federal realizará un exhaustivo análisis de la cuenta personal de la ministra para analizar el “hackeo” e impedir una futura vulneración.

Hacker. El hacker, que se define como un “cryptoanarquista”  dialogó con el portal El Disenso y explicó que por más de 1 mes le avisó al Ministerio sobre las vulnerabilidades cibernéticas pero que en ningún momento lo contactaron ni cambiaron las contraseñas.

Niño Orsino explicó que el hecho de que la ministra cayera en una simple trampa de poner una contraseña en una página trucha denota “un alto riesgo de seguridad, pero si hablamos de información se puede acceder a correos electrónicos, a rastreos de personas por parte de la Policía Federal Argentina, entre otras cosas”.

Comments

comments