Düsseldorf, la ciudad que lo tiene todo

Alemania.- Düsseldorf es la ciudad alemana con mejor calidad de vida. Es una metrópoli organizada, que renació de las cenizas de los bombardeos que sufrió durante la segunda guerra mundial.

En ella encontrará zonas verdes, calles limpias, buen transporte público, museos e incluso playas.

Fue destruida en casi un 90% durante la Segunda Guerra Mundial

La Ciudad Vieja o Altstadt fue destruida en casi un 90% durante la Segunda Guerra Mundial. Pero usando las viejas murallas de la ciudad, sus pobladores lograron reconstruirla.

La Plaza del Castillo, ubicada junto al Rin, debe su nombre al castillo de los condes de Berg. La única torre que sobrevide de esta construcción es la sede del Museo de Navegación y tiene una de las mejores vistas de la ciudad.

Allí también está el Monumento de la Ciudad. En la Markplatz está el edificio del Ayuntamiento, copia exacta del original destruido en los bombardeos.

Ayuntamiento

Rheinturm es la torre de telecomunicaciones de Düsseldorf, construida entre 1979 y 1981. Tiene una altura de 240,5 metros y desde el mirador podrá tomar impactantes fotografías. No deje de vistar el restaurante giratorio.

Si viaja en verano, podrá ir a la playa del Rin. Está a 20 minutos del centro de la ciudad y tiene unas vistas espectaculares del centro de Düsseldorf.

Rheinturm

La Basílica de San Lambertus es una de las manifestaciones más reconocidas del estilo gótico alemán que también desapareció durante la Guerra. Originalmente se construyó en el siglo XIII. La torre de la basílica está ligeramente inclinada, como fue hecha por sus constructores.

La calle más elegante de Almania es la Königsalle. Es ideal para pasear e ir de compras. A un extremo está el parque Hofgarten, uno de los más bonitos de Düsseldorf.

El Palacio Benrath fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII. Es la sede del Museo Europeo de Arte de Jardín y el Museo de Historia Natural.

Palacio Benrath

Los parques Volksgarten y Südpark son ideales para pasar un día soleado. Fueron creados en el siglo XIX. Allí encontrará bosques, estanques, jardines y senderos, además de lugares dedicados a la diversión de los más pequeños. Es ideal para hacer una barbacoa o un picnic.

El barrio de Kaiserswerth, ubicado en una isla en el Rin, conserva los restos de una abadía y el palacio imperial de Kaiserpfalz.

El museo K20 es reconocido por su característica fachada de granito negro, fue construido en 1986 y en su colección de encuentran pinturas de los más famosos artistas contemporáneos, como Henri Matisse, Pablo Picasso o Paul Klee.

Comments

comments