EE.UU. envió otro portaaviones a la península de Corea

Estados Unidos- La Armada de Estados Unidos se encuentra moviendo el portaaviones USS Ronald Reagan a la península de Corea, donde llevará a cabo ejercicios de enfrentamiento con el USS Carl Vinson, en medio de tensiones en la región, expresaron a la cadena de noticias CNN dos funcionarios de Defensa.

La decisión se da poco días después de que Corea del Norte demostró un salto significativo en su programa de misiles al lazar un proyectil que alcanzo la reentrada controlada “con éxito” en la atmósfera inferior de la Tierra, en el lugar de caer de nuevo a la superficie, según con un análisis preliminar de inteligencia de Estados Unidos, indicaron los funcionarios.

El USS Ronald Reagan partió hacia la península de Corea el martes tras completar un período de mantenimiento y pruebas en su puerto base de Yokosuka, Japón, según la Marina.

Una vez que llega a la región, el portador realizará ejercicios de entrenamiento enfocados principalmente en la certificación de su capacidad para despegar y aterrizar aviones con seguridad, dijo la Armada. Los funcionarios de Defensa no hicieron ningún comentario sobre cuánto tiempo estarían los dos portadores en la zona, aunque en última instancia, se prevé que el Reagan reemplace al Vison en la región una vez que termine su despliegue.

El Reagan, un portaaviones de clase Nimitz, posee una tripulación de 4.539 miembro y está equipada con más o menos 60 aviones de acuerdo con la Marina. Fue encargada en el año 2003 y costó alrededor de 8.500 millones de dólares.

El USS Carl Vinson, también un portaaviones de clase Nimitz, arribó a la península de Corea a finales del mes pasado como una demostración de fuerza en medio de las tensiones con Corea del Norte.

Pese a que aún se espera que Pyongyan lleve a cabo su sexta prueba nuclear, sí lanzó un misil Hwasong-12 el cual lanzó una altitud de más de 2.100 kilómetros el domingo, de acuerdo con los norcoreanos, el más alto lanzamiento hasta la fecha en su programa de misiles.

Pyongyang sostuvo que la prueba se enfocó “en la verificación de las especificaciones tácticas y tecnológicas del cohete balístico de nuevo desarrollo capaz de transportar una ojiva nuclear gran tamaño”, de acuerdo con la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA).

Comments

comments