Arizona fiebre del desierto

EE.UU: Nueva enfermedad amenazaría al estado de Arizona

EE.UU.- La fiebre del desierto es el nombre de la enfermedad silenciosa que mantiene en alerta al estado de Arizona.

Tos recurrente y fiebre alta casi incurables son los síntomas de “la fiebre del desierto” enfermedad que desde hace unos meses mantiene al estado de Arizona en alerta.

La Coccidioidomicosis es una enfermedad que usualmente las personas han confundido con los síntomas de una gripe normal lo que ha provocado muchas muertes en los últimos meses.

Los síntomas producidos por la respiración de las esporas de los hongos Coccidioides serían denominados una enfermedad mortal que tiende a ser ignorada por los que la padecen.

Dicha enfermedad también fue bautizada con el nombre de Enfermedad del Valle y es originaria de los paisajes desérticos del estado de Arizona.

Las autoridades del Valle Central de Arizona mantuvieron y mantienen a los ciudadanos en alerta debido a que en esta región son más frecuentes las incidencias con esta enfermedad.

El departamento de Salud del Estado de Arizona reportó que sólo entre los meses de Noviembre y Diciembre del año 2017 se reportaron más de 900 casos de Fiebre del desierto.

Igualmente las autoridades informaron que es difícil controlar esta enfermedad puesto que las esporas de los hongos viajan con el polvo y es inevitable tener contacto con él en Arizona.

Sin embargo los médicos recomendaron los chequeos regulares de la población ya que si bien no puede controlarse el virus se puede tratar si se detecta a tiempo.

Estadísticas publicadas por el departamento de salud de Arizona arrojaron que con tan solo 500 casos de esta enfermedad el estado podría enfrentar una pérdida de 55 millones de dólares.

Sobre la enfermedad

La enfermedad es más frecuente en  Arizona debido a que los síntomas se agravan en los climas desérticos los cuales abundan en la región.

Además el virus provoca la creación de nódulos dolorosos alrededor de la quijada lo que podría advertirles a las personas que lo que padecen no es una gripe simple.

Igualmente la Enfermedad del Valle a pesar de ser contagiada por un simple movimiento de polvo en el viento la misma no puede transmitirse de persona a persona.