Internacionales

EE. UU: robo de identidad, estafadores telefónicos

Ese texto del Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) que lo amenaza con que o paga o estará en serios problemas, es tan falso como un billete de seis dólares.

También lo son las llamadas y correos electrónicos amenazantes, que piden su número de seguro social e información financiera personal. A pesar de que para un empleado del IRS o para una persona que sabe de impuesto estos timos suenan fraudulentos, estadísticas recientes del Inspector General del Tesoro para la Administración de Impuestos muestran que, entre octubre del 2013 y el 1 de abril de este año, los estafadores telefónicos han robado más 31 millones de dólares en toda la nación, dice Kelly Jackson, agente especial a cargo de la oficina de campo en Miami de Investigación Criminal del IRS.

Eso equivale a más de 5,000 víctimas en todo el país. Durante el mismo período, en el sur de Florida los ladrones han engañado a 274 personas robando 1.5 millones de dólares dice.

“Desafortunadamente, la estafa del teléfono acaba de empezar. A muchos les asusta recibir una llamada pidiendo dinero. Pero hay que tener claro que el IRS no solicita pagos por teléfono, ese el principal anuncio de servicio público que puedo hacer”, dice Jackson. Hay un proceso de apelación para personas que disputan la cantidad de dinero que deben al gobierno federal.

De acuerdo con estadísticas nacionales de Javelin Strategy & Research, una firma consultora con base en California que ha dado seguimiento a fraudes durante los pasados 13 años, el número total de víctimas en el 2015 se mantuvo constante en 13.1 millones y la cantidad total de fraude disminuyó ligeramente a 15 mil millones de dólares.

Javelin estima que en los pasados seis años los timadores han robado 112 mil millones de dólares, lo que supone una pérdida de 35,600 por minuto, o suficiente para pagar cuatro años de colegio en solo cuatro minutos.

En la reciente publicación de Javelin, 2016 Identity Fraud Study (estudio de fraude de identidad), encontró que mientras Estados Unidos cambió al uso de tecnología de chip en las tarjetas de crédito, conocido en la industria como EMV (nombrado como reconocimiento a los desarrolladores originales: Europay, Mastercard y Visa), los ladrones cambiaron su foco de fraude a nuevas cuentas.

Como resultado, eso llevó a un aumento de 113 por ciento de fraudes en cuentas nuevas, que ahora representa el 20 por ciento de toda la pérdida por fraude, según demuestra el informe.

“Hay muchas más compañías a las que se les ha interceptado sus datos. Usted puede comprar identidades en la parte “oscura” del internet; los delincuentes son ahora más sofisticados que cuando robaban la cartera de un automóvil y utilizaban la tarjeta de crédito de otra persona”, dijo Jackson.

Además, las autoridades están observando muchos más criminales de carrera participando en cadenas de robo de identidad, añadió. Así que cuando se arresta a los delincuentes, hay altas probabilidades de que las sanciones sean elevadas.

En los pasados tres años fiscales, la oficina de campo de Miami de la división de investigación criminal de IRS, ayudó en la convicción de aproximadamente 2,000 ladrones de identidad. En febrero, Ronald Jerome Scriven y Danesa Latoya Webb fueron sentenciados a 108 meses y 54 meses de prisión, respectivamente, en la corte federal en Fort Lauderdale. A los acusados se les ordenó pagar cerca de 11 millones de dólares de restitución entre los dos.

De acuerdo con los expedientes de la corte, Scriven creó siete negocios de preparación de impuestos, entonces obtuvo números de identificación para presentación electrónica (EFINs, por sus siglas en inglés) del IRS para someter electrónicamente devoluciones de impuestos falsos.

Jackson agregó que, desde el 2010, el IRS ha sobre triplicado el tiempo investigativo dedicado al robo de identidad. Como resultado, de enero a noviembre del 2015, el IRS detuvo 1.4 millones de devoluciones de robo de identidad, solicitando reembolsos que totalizan 8 mil millones de dólares.

Según las autoridades, una de las últimas oleadas en casos de robo de identidad, es el fraude de reembolso de identidades robadas, llamada “SIRF” por los agentes federales. Robar números de seguro social y fechas de nacimiento para llenar devoluciones de impuestos falsas y, por lo tanto, acumular cantidades de efectivo provenientes de reembolsos, no es nuevo.

Sin embargo, con la entrada de páginas para rendir electrónicamente tales como Turbotax.com, los ladrones de identidad han aumentado su velocidad y productividad, expresó Wilfredo Ferrer, fiscal federal del sur de Florida, a Newsweek en un artículo publicado en línea el 5 de abril. En el mismo, Ferrer llama a la identificación personal “el nuevo crack” para los delincuentes.

Históricamente un semillero de robo de identidad, Florida, en 2015, quedó por debajo de Missouri y Connecticut en el número de querellas presentadas, dice John Breyault, vicepresidente de política pública, telecomunicaciones y fraude de National Consumers League (NCL).

Sin embargo, Breyault advierte que las estadísticas pueden ser engañosas; las querellas sobre robo de identidad presentadas en el estado del sol en 2015, fueron más altas en base per capita, 217.4 querellas por 1,200 residentes, que en 2014 y 2013. A través del país, las querellas al Federal Trade Commission (FTC), aumentaron 47 por ciento de 2014 a 2015. El pasado año, la FTC registró más de 490,000 quejas de consumidores.

Breyault dice que hay 50 leyes diferentes en los libros sobre cómo manejar las notificaciones de apropiación de datos. Dice que la meta es tener un sistema nacional de datos para notificaciones de estas infracciones siguiendo el modelo de California.

Louis Balbirer, director de la oficina en Fort Lauderdale de la firma de contabilidad Kaufman Rossin, de Miami, dice que el fraude por reembolso de impuestos con identidad robada (SIRF), encabeza el listado de 2016 de esquemas de impuestos de “Dirty Dozen”.

A menudo, los contribuyentes ni siquiera saben que están siendo defraudados hasta que van a llenar un reembolso y no pueden. Le sucedió este año a uno de los clientes de Balbirer e incluso a algunas personas en su familia.

“Un timador telefónico llamó a uno de mis familiares y le indicó que debía dinero al servicio de rentas internas. Ella colgó, pero muchos contribuyentes no lo hacen”, dice, indicando que los estafadores continuarán fastidiando a cualquiera que conteste sus llamadas.

Una forma en que el IRS ha respondido al fraude masivo es enviando números secretos especiales a las víctimas que deben utilizar para llenar su solicitud de reembolso. Sin ese número, el IRS no aceptará los documentos. El IRS envió los números para la temporada de impuestos en diciembre y a principio de 2016, dice Balbirer.

Haciéndose eco de la FTC, los consejos de Balbirer sobre cómo los contribuyentes pueden protegerse mejor incluyen el usar un mensajero privado o el servicio postal con acuse de recibo si las personas están enviando papeles por correo; utilizar programas de encriptación para enviar información financiera, no llevar nunca las tarjetas de seguro social en la cartera, estar consciente de cuántas tarjetas de crédito posee, tanto bancarias como de tiendas por departamento y verificar su informe de crédito al menos una vez al año.

Una vez que usted ha sido víctima de robo de identidad, limpiar completamente su expediente puede tomar meses o hasta más tiempo, dice Jackson de IRS. Es un dolor de cabeza para la víctima, pero mientras más proactivas sean las personas con sus datos financieros y digitales, menos propensos a que se apropien de sus datos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close