Internacionales

EE.UU se manifiesta por programa migratorio de Obama

Familias y activistas permanecieron frente a la Corte Suprema de Estados Unidos mientras que los ocho magistrados escucharon alegatos sobre la legalidad del programa migratorio que impulsa el presidente Barack Obama desde 2014.

Numerosos manifestantes portaban pancartas durante la concentración, que incluía un coro universitario, a un mariachi y otras agrupaciones musicales.

María García vino desde Colorado junto a su hija Kerry Gutiérrez para participar en la manifestación, y dijo que el viaje lo hizo para representar a las personas que tienen historia y no pudieron estar presentes.

El esposo de García fue deportado en 2011, vive en Estados Unidos sin autorización desde hace 19 años y pudiera ser beneficiado por los programas migratorios que implementa Obama porque sus tres hijas nacieron en Estados Unidos.

También estuvo presente un grupo de manifestantes que rechazan el alivio migratorio, asegurando que Obama está abusando de su autoridad. El máximo tribunal espera emitir un fallo en junio.

Los programas migratorios protegerán a personas con hijos estadounidenses o que viven en el país legalmente, como complemento de otra medida de 2012 que ha beneficiado a más 700 mil menores de 30 años que fueron traídos a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños

El senador Bob Menéndez, y los congresistas Xavier Becerra y Luis Gutiérrez integraron el pequeño grupo de legisladores demócratas que presenciaron la audiencia oral, y al salir coincidieron en su optimismo.

Maria Elena Hincapié, directora del National Immigration Law Center, dijo que salió aún más optimista sobre la posibilidad de un fallo a favor de la medida migratoria.

Si la división entre los miembros conservadores y liberales de la Corte Suprema da pie a un fallo de cuatro votos a favor y cuatro en contra -debido al fallecimiento reciente de Antonin Scalia– los programas quedarían en un limbo.

En Los Ángeles, muchos padres como Eraclio Rojas y su esposa Isabel Sandoval participaron en una conferencia de prensa para contar cómo el plan de Obama podría mantenerlos juntos y mejorar sus vidas.

Rojas afírmó estar detenido tres días en un centro de deportación en el 2008, pero que ahora tiene permiso de trabajo y su proceso de deportación está suspendido.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close