Internacionales

Ejército mexicano se disculpa por tortura

México.- El ejército mexicano pidió disculpas públicas luego de que se filtrara un vídeo donde se ven a dos soldados y un policía torturando a una mujer, quien tiene una bolsa plástica en la cabeza. Los hechos ocurrieron el pasado 4 de febrero de 2015.

El ejército del país centroamericano se vio envuelto en un escándalo luego de que se divulgara un vídeo donde se mostraban a dos soldados y a un policía federal torturando a una mujer.

Después de estos hechos, el ejército se disculpó públicamente por este incidente y lo calificó como “inadmisible”.

El general Salvador Cienfuegos expresó que “en nombre de todos los que integramos esta institución nacional, ofrezo una disculpa a toda la sociedad por este incidente”. El Secretario de la Defensa Nacional, en la explanada principal del Campo Militar Uno de Ciudad de México expuso este mensaje ante más de 26 mil soldados.

En el vídeo, que se hizo viral a partir del miércoles en las redes sociales, aparece una mujer descalza tirada en el piso, llorando y gritando mientras una soldado apunta un arma sobre su cabeza.

Después, una agente de la Policía Federal le esposa las manos y comienza a asfixiarla -en dos ocasiones- con una bolsa de plástico, mientras la militar le hace preguntas y la amenaza con otras formas de tortura.

Los hechos ocurrieron el 4 de febrero de 2015 en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, en Guerrero, un estado del sur de México clave en el cultivo y tráfico de amapola y marihuana.

Ante el escándalo, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) dijo esta semana haber tenido conocimiento de lo sucedido recién el 10 de diciembre 2015, y aseguró que un capitán y una soldado policía militar fueron arrestados en instalaciones castrenses “como presuntos responsables del delito de desobediencia”.

“Es necesario expresar públicamente nuestra indignación por los hechos lamentables que sucedieron hace casi 14 meses (…) en el que se aprecia que malos integrantes de nuestra institución empañan la actuación honorable de miles de mujeres y hombres en uniforme militar”, dijo Cienfuegos.

Estos sucesos, “aunque aislados, dañan de manera muy importante nuestra imagen y el prestigio que dignamente hemos ganado”, añadió.

El despliegue militar en México contra la delincuencia organizada, que se inició en 2012, ha desatado numerosas críticas dentro y fuera del país por los numerosos casos de abuso por parte de los uniformados.

En diciembre del año pasado, el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso dos nuevos proyectos de ley con el objetivo de prevenir y sancionar la desaparición forzada y la tortura en el país, fenómenos que han sido denunciados por la ONU.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close