¿El Barcelona en crisis?

España.-El equipo de Messi está atravesando su peor momento en la temporada. Perdió sus últimos dos partidos de Liga y viene de quedar eliminado de la Champions League. ¿Cómo revertirá la situación?

Desde la llegada de Guardiola al club catalán en el 2008 hasta ahora, es indudable que el Barcelona tiene y sostiene una filosofía de juego incomparable. Posesión, presión y equilibrio son los tres pilares que lo identifican. La supremacía de su juego en todas las canchas del mundo y la coincidencia histórica con jugadores estelares en su plantel hacen que este equipo -que ya lleva el paso de varios técnicos- sea considerado uno de los mejores de la historia del fútbol. Por eso, cada vez que pierde o atraviesa por una pequeña racha negativa, es indudablemente una noticia.

Luego de conseguir la triple corona en la temporada pasada (ganó la Liga BBVA, la UEFA Champions League y la Copa del Rey) era más que sorprendente que en la temporada actual pudiese mantener el paso firme nuevamente en las tres competiciones. Finalista de la Copa de la liga española, se mantenía hace un par de semanas cómodamente puntero de la Liga BBVA con una diferencia de 9 puntos sobre el Atlético de Madrid, su único escolta. Nadie parecía arrebatarle la defensa de los tres títulos, ni siquiera en el ámbito internacional. Sin embargo, en esta semana el sueño de la Champions se esfumó. La búsqueda de la obtención del bicampeonato europeo se acabó cuando el Atlético de Madrid del Cholo Simeone lo dejó afuera de la competición en cuartos de final. Si a esto le sumamos que perdió las últimas dos fechas de la liga local, ¿el Barcelona está en crisis?

Esta afirmación, si tenemos en cuenta en los hechos que referimos, es ridícula si la comparamos con cualquier otro club. Pero el Barcelona es otra cosa, o al menos nos tiene acostumbrados a otros niveles de rendimiento. No solo preocupan los resultados de los últimos partidos, sino el rendimiento de los jugadores y el golpe anímico que un resultado adverso les genera. Sin dudas el partido bisagra fue el último clásico contra el Real Madrid. Dicho encuentro se jugó en el Camp Nou y el gran favorito era el Barça. Sin embargo, el Real Madrid dio vuelta el resultado y lo venció por 2 a 1. A partir de allí, si bien superó al Atlético de Madrid en su casa por 2 a 1, en el partido de ida de la Champions, se notó un declive en su juego y en la actitud del plantel.

Dicho bajón se verificó cuando en el partido siguiente cayó de visitante frente a la Real Sociedad por 1 a 0 y luego la eliminación de la Champions ya referida. La mala racha del equipo coincide con un bajo rendimiento de la delantera del conjunto. Messi, Suárez y Neymar no están teniendo el protagonismo que suelen tener. Además, el astro argentino hace más de 4 partidos que no marca (está a un tanto de llegar a los 500 goles), transcurso de encuentros que no era tal desde el 2006.

Sin lugar a dudas, si hablamos de crisis en el Barcelona es porque la vara de exigencia a dicho plantel es más que alta por el rendimiento futbolístico que hace ya varios años sabe demostrar. Si bien quedó afuera de la Champions, sigue puntero de la Liga (3 puntos por encima del Atlético y 4 del Real Madrid) y el 22 de mayo jugará la final de la Copa del Rey. Es indudable que está atravesando el peor momento de la temporada, pero es difícil no confiar en que los jugadores lograrán revertir esta situación debido a la gran calidad dentro del plantel y al sistema de juego que están acostumbrados a emplear que, sin dudas, no es casualidad.

 

The following two tabs change content below.