Pueblos Originarios

¿El Chaco es una región de esclavitud contemporánea?

Paraguay.- La provincia de El Chaco representa una de las franjas más características de la República de Paraguay, sinónimo de hermosura natural y tranquilidad. 

Se encuentra ubicada en la zona occidental de la nación y abarca el 60% del territorio, aunque está habitado únicamente por el 3 por ciento de la población paraguaya y en su mayoría nativos.

Según reseñó el portal Aleteia, paisajes desconocidos, pantanos, acequias, aves, animales silvestres y espacios históricos son algunos de los principales atractivos de un territorio que durante los últimos años ha estado intentando promoverse como destino turístico.

De la misma manera, esa extensa región de Paraguay esconde grandes problemáticas sociales de las comunidades originarias, persistentes desde hace muchos años, pero que durante los últimos días retornaron a ser puestas sobre la mesa por la Organización de las Naciones Unidas.

La gota que derramó el vaso  fue un informe preparatorio a cargo de la relatora especial de la ONU sobre representaciones contemporáneas de esclavitud, Urmila Bhoola, quien visitó la nación entre el 17 y 24 de julio del presente año.

A raíz de que se trata de una franja habitada primariamente por poblaciones nativas, el informe deja vislumbrar algunas de las principales “miserias”, entre ellas “el trabajo forzoso y esclavitud por deudas”, a las que son sometidos muchos de sus pobladores.

“Es un área esencialmente rural, morada y ocupada tradicionalmente por diferentes grupos nativos (Nivacle, Enlhet Norte, Angaite, Enxet Sur, Sanapana, Ayoreo, GuayaníNandeva). Los pueblos originarios de la región del Chaco son tradicionalmente objeto de extrema pobreza, excepción social y segregación”, estableció parte de la declaración.

Resultado de imagen para Paraguay: ¿El Chaco es una región de esclavitud contemporánea?

A la hora de hallar una explicación a la vulnerabilidad de los pueblos nativos y qué los convierte en proclives al trabajo forzoso y esclavitud por deudas, se alude “la comercialización histórica de tierras ancestrales a grandes propietarios, compañías agrarias y forestales, sin anuencia libre y previa”.

Este aspecto causó que muchos de los nativos se transformaran en mano de obra económica para los grandes latifundistas.

Según la relatora de la ONU, el hecho reviste mayor gravedad ante la separación del Estado en la región, la incapacidad de conversar en idioma español en ciertos casos (de parte de estos nativos) y altos niveles de desconocimiento o falta de educación.

Artículos relacionados

Close