DeportesOpinión

El doble discurso del Patón

Primer acto: Copa Argentina.

¡Qué partidos intensos hicieron San Lorenzo y Racing el jueves pasado y ayer domingo 20 de septiembre! ¿Recuerdan el del jueves? Partido parejo, ganaba San Lorenzo en el primer tiempo con un gran gol de Cauteruccio. En el segundo tiempo, la academia (con pocas ideas) se lo llevó por delante al cuervo, aunque la verdad sin crear peligro, hasta que el “luli” Aued inventó un zapatazo de afuera del área, que rozo en un defensor e hizo que Torrico no llegara para clavar el empate. De ahí en más, Racing fue un torbellino-aun sin ideas- pero confirmando lo que piensa la gente del equipo del Paton, todos atras y parafraseando a tinelli-pum para arriba- hasta que llego el enesimo pelotazo al área cuerva: peinó Bou para Pavone que, agarrado por Cetto, se dejó caer ante un visible camisetaso del defensor, e hizo que Delfino cobrara el penal como correspondía. Penal que el entrerriano cambió por gol. Fue a los 45 minutos del segundo tiempo, no había tiempo para mas.

Esperando la conferencia de prensa, sucedió lo impensado: habló el Patón, y todos esperábamos un análisis profundo, imparcial, medido, como suelen ser las declaraciones del técnico azulgrana. Y nos quedamos todos sorprendidos con las siguientes respuestas a la inquisitoria periodística:

“¿Qué quieren? ¡Estamos en un año electoral!”, espetó Bauza.

“¿Te referís a la AFA, o a las elecciones Nacionales?”, repreguntó el colega.

“A las dos, pero no quiero hablar mas… Está todo dicho”

Segundo acto: Campeonato Nacional.

Muy buen partido, similar al anterior. Primer tiempo para San Lorenzo, sin grandes llegadas, y el segundo tiempo fue todo de Racing. Con algo de juego por el lado de Romero, y Cocca sacó a Cerro para poner a Camacho.  Ya era un partido de barrio con una superioridad avasallante, llegar al empate era cuestión de tiempo nada más. Y aíi fue: Iván Pillud, de afuera del área. Duró poco la alegría académica: en una jugada bien elaborada, la defensa quedó mal parada y fue tardía la reacción del Chino, permitiendo el anticipo de Mas para estampar el 2 a 1 que sería definitivo. Ya no quedaba más tiempo, sólo una jugada dudosa de Cetto, pero a llorar a la Iglesia o al Papa Francisco.

Esperamos ansiosos las declaraciones del Patón y -¡Oh, milagro!- habló de fútbol. Del gran partido que acababa de ver, del equipazo que es Racing, de lo orgulloso que está de sus jugadores, y tantos elogios más.

Moraleja: ¿en tres días se anularon las elecciones? Volvió el fútbol, el análisis, la táctica. O es que, simplemente, cuando se pierde están todos arreglados porque le conviene un cargo en la AFA (¿o en el gobierno?). Sería bueno que el Patón se decida a aclarar a que se refería cuando perdió su equipo, y por qué cambia cuando gana. Si no, va a perder credibilidad, la misma que pierde cuando dice que “su” San Lorenzo no es defensivo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close