River: Enganchado a la final | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      
dale-driussi-alario-segundoenfoque

El horno en la cocina, el River de Gallardo en la final

San Juan.- River volvió a convencer con el retorno del 4-3-1-2, Gallardo acomodó las piezas y disputará su octava final en 2 años y medio. Tras ganarle 2 a 0 a Gimnasia iré en busca de su primera Copa Argentina contra Central.

“Si el problema fuera el sistema, ya lo hubiera cambiado”, declaró el Muñeco tras la derrota frente a Newell’s, luego de un pobre partido en Rosario. Manteniendo el 4-2-2-2, contra Huracán, el nivel fue similar a lo mostrado en gran parte del semestre.

Pero por suerte cambió. Como muestra de por qué es uno de los mejores entrenadores argentinos, Gallardo confirmó una vez más que no se casa con nadie. Ni con un jugador, ni con un esquema. Así volvió a las bases en el partido más importante de esta parte del año: D’Alessandro de enganche, Nacho donde se destacó en Gimnasia y un 3 de 3, sorprendiendo con el ingreso de Olivera en lugar de Mayada.

De esta manera River volvió a ser claro dominador y, principalmente en el primer tiempo, expuso todos sus argumentos para sellar su boleto a la final. Con el Cabezón por el medio, el Millonario pudo abrir la cancha con los otros dos zurdos del medio y los laterales pegados a las bandas, siendo Olivera un buen socio para que el Pity pueda tocar o encarar en cada avance.

Así, las llegadas se sucedieron hasta que, sobre el final del primer tiempo, los delanteros pusieron justicia en el resultado. Un encendido Driussi, como ya es costumbre, abrió el marcador y Alario, el de los goles importantes, para alegría de todos volvió a convertir. 2 a 0 y a sostener. El tema era cómo. Últimamente River había podido abrir los partidos, pero cerrarlos se hacía cada vez más cuesta arriba.

Lo que muchos le reclamábamos se vio en tierras sanjuaninas. Un equipo lógico, capaz de gestar juego a partir del mejor acomodamiento de los jugadores. El 4-3-1-2 mejoró individual y colectivamente al conjunto de Gallardo. D’Alessandro pudo asociarse con sus laderos y delanteros, y los laterales acompañaron una y otra vez en ataque. A pesar del crecimiento en el rendimiento general no se puede obviar la mejor noticia del semestre: Driussi está intratable. Todo lo que toca es oro y suma puntos.

Aunque un lúcido D’Alessandro salió a los 10′ del segundo tiempo, el equipo de Gallardo pudo hacerse dueño de la pelota y alejó el peligro de su arco, bien custodiado con la seguridad de Batalla. Incluso, como destacó el entrenador, el resultado pudo ser más amplio a partir de los espacios que en el complemento pudo explotar con Mora, Martínez y Driussi.

Una vez más River demostró la capacidad que tiene en el mano a mano: nunca te deja a gamba. Ahora se viene un rival de peso que, a diferencia de la gran mayoría de los equipos, puede proponerle un partido de igual a igual. El Millo se enfrentará al equipo que lo eliminó en las últimas dos ediciones de la Copa Argentina, mientras que el Central de Coudet buscará consagrarse tras alcanzar la final en 2014 y 2015. La tercera será la vencida, habrá que ver para quién.

The following two tabs change content below.
Guido Hernán Giuseppetti

Guido Hernán Giuseppetti

Estudiante de Ciencias de la Comunicación (UBA), de 24 años, que sigue la actualidad de River y Racing.

Comments

comments