Deportes

El médico de Messi, el médico milagroso

España.- Muchos se preguntan del resurgimiento del astro argentino en la temporada pasada, de sus 59 goles en 58 partidos, de la eliminación por completo de sus raros vómitos en medio de los partidos, de sus 4 kilos menos, de sus cambios de habito y manera de vivir. La respuesta a tanta interrogación tiene el nombre de Giuliano Poser.

El doctor Poser es un médico deportólogo nacido en un pequeño pueblo situado en el norte de Italia y autor intelectual del cambio de vida de Messi y tantos otros jugares de élite. Si bien él se coloca en segundo plano afirmando “yo ayudo, explico, pero el que va al gimnasio es Leo, el que descansa es él, el que sabe que debe comer y cuando es él”, es indiscutible que su ayuda para equilibrar en todos los aspectos al rosarino fue más que fundamental.

El doctor nacido en Sacile no solo aplica medidas a nivel nutricional, si no también en el manejo del descanso y tiempos libres. De esta manera, no solo da un cambio físico si no también de vida en su totalidad.

A Leo se lo recomendó un amigo y compañero de la selección Argentina, Martín Demichelis. Una charla entre ellos fue el detonante para que asista al pueblito de unos 20.000 habitantes en la provincia de Pordenone. Allí también asisten otros jugadores argentinos como Sergio Agüero, Luciano Vietto y Ángel Di Maria.

Para comenzar, el ex médico del Udinese y Palermo de Italia coloca unas ampollas con alimentos en el estomago para medir niveles de fuerza muscular y contrapone esas ampollas a los músculos para verificar que tipo de alimento es negativo para el organismo del individuo. Luego del diagnóstico nutricional (verduras, frutas de temporada y una buena agua mineral), aplica consejos de un buen descanso y medir conscientemente el uso de televisión, videojuegos y demás hobbies que no ayudan a equilibrar. Entre las grandes dificultades de Lionel Messi para encarar esta nueva vida estaban: el uso por largas horas de la consola PlayStation, el consumo de bebidas gaseosas, dulces y su costumbre tan argentina de alimentarse a base de carnes rojas.

Sin embargo, lo logró de manera satisfactoria y a pesar de su reciente lesión (luego de un año sin dificultades físicas y jugando casi todos los partidos que disputo su equipo el Barcelona y la selección argentina), Lionel Messi encara y apunta a una vuelta que, como siempre, dará que hablar.

En el día de ayer, dejó las muletas y comenzó de forma esperanzadora la segunda fase de su recuperación. Se estima que serán en total unas 6 semanas fuera de las canchas y que son recuperaciones delicadas, ya que la lesión de ligamentos es traicionera y con una mala rehabilitación empeoraría mucho más el futuro del mejor jugador del mundo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close