Deportes

El Rojo cerró goleando

Quilmes.- Independiente cerró su participación en el torneo de transición con una victoria en su visita a Quilmes. Con este resultado, el equipo que fue dirigido interinamente por Fernando Berón, alcanzó el tercer puesto en la tabla de posiciones de la zona 1.

En un partido donde no había en juego mucho más que los tres puntos, el Rojo se impuso con un marcador contundente, conseguido a partir de un gran rendimiento. De principio a fin superó a su rival, marcando la mayor diferencia y la totalidad de los goles durante el primer tiempo.

Emiliano Rigoni abrió la cuenta de entrada, cuando a los 6 minutos cruzó un lindo remate de zurda. El uruguayo Diego “Viruta” Vera marcó el segundo a los ´11, y el recientemente convocado a la Selección Nacional, Víctor Cuesta, cerró el marcador confeccionando el 3 a 0 final, con un buen cabezazo a la salida de un tiro libre cuando se cerraba la primera etapa.

Al igual que la fecha anterior, ante Arsenal en Avellaneda, los rojos tuvieron un gran nivel de juego. Un volumen que no pudieron lograr durante el transcurso de todo el torneo y pareciera no ser casualidad el contexto. Cuando Independiente jugó con la presión de tener que ganar para pelear el titulo, no pudo hacerlo bien, ni pudo mostrar el aplomo exhibido en las últimas dos jornadas, en las que sólo competía para completar el calendario, pero sin ninguna chance de quedarse con el campeonato.

Se juntaron, tal vez, varias razones para justificar un trámite tan favorable para uno de los dos equipos en cancha. Por un lado, el “Cervecero” llegaba con muchos problemas institucionales: el plantel llevaba varios meses sin cobrar, no se venían entrenando, y hay un malestar generalizado por estas cuestiones. Por otra parte, un Rojo liberado y con el ánimo renovado por la llegada de un nuevo cuerpo técnico, además de poder conseguir rápidamente la ventaja en el marcador.

Tras ese primer tiempo donde Independiente consiguió 3 goles, y pudo haber hecho más, el equipo se empezó a quedar y en los primeros minutos del segundo, el local tuvo algunas oportunidades que no pudo aprovechar. Sin embargo, cuando Berón empezó a mover el banco, los visitantes volvieron a predominar y a imponer la diferencia de jerarquía en cuanto a planteles. A los ´59 entró “Drupy” Gómez con mucha movilidad para aportar en el ataque. Sobre los ´65, fue el turno de Gastón del Castillo quien, también muy inquieto, mostró una gran capacidad técnica durante los minutos que estuvo en cancha. Por último, ingresó a los ´75 uno de los referentes: Germán Denis. Con estas 3 modificaciones, los diablos rojos volvieron a crear algunas chances muy claras para aumentar el marcador, pero no pudieron concretarlas.

Habiendo conseguido los puntos de rendimiento más altos en partidos sin mucha trascendencia, uno de los desafíos que tendrá el próximo técnico de Independiente, Gabriel Milito, será darle al equipo una personalidad necesaria para jugar con el mismo temperamento los encuentros que son decisivos, ya que el objetivo que tendrá la institución la temporada que viene será el mismo que tuvo en esta que se fue y no se pudo conseguir: salir campeón.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close