Empresa privada atenderá desborde de basura en Montevideo

Uruguay.- Con un convenio a oídos sordos y sin lograr alianzas con el sindicato, la Intendencia de la ciudad de Montevideo (IMM) en Uruguay, solventó contratar camiones privados para recoger la basura amontonada en el entorno de los contenedores.

Serán cerca de veintiocho vehículos los que a partir del día de hoy se agregarán a la recolección de residuos y restos de desperdicios, acción con la que comuna busca oponerse al atraso en la limpieza de unos tres mil contenedores, por el conflicto que abarca más de siete días. Si bien estos vehículos automotores no se llevarán la basura que se encuentra dentro de los contenedores, consentirán limpiar los residuos acumulados.

Posterior al paro de veinticuatro horas de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) del pasado día martes seis de diciembre, y de la estrategia de los trabajadores de no cumplir horas extra laborales, el intendente de la ciudad de Montevideo, Daniel Martínez manifestó que no se eliminaba ninguna medida para recoger la basura en la ciudad y que se encontraba en disposición de solicitar la esencialidad del servicio o a apelar al Ejército.

Photo by Antonio Campos Ruiz

De este modo, vaticinando un nuevo paro con asamblea para el venidero  día jueves quince de diciembre, la comuna resolvió reforzar la recolección. Se añadirán palas mecánicas, operadas por Organizaciones No Gubernamentales.

En tanto, el sindicato y las jurisdicciones de la intendencia extienden  la negociación aunque sin lograr  grandes avances. El rector de Gestion Humana, Eduardo Brenta, consideró la reunión tripartita de ayer como “sumamente complicada”.

La comuna se conserva firme en que no accederá en tres puntos de la plataforma del personal (modificación en régimen de seis horas más dos de flexibilización horaria y nueva categorización), debido a que no atienden a la necesidad del servicio y formarían demandas en otros sectores. Desde la unión de trabajadores expresaron a medios locales que la respuesta de la comuna resulta escasa.

“Es un coloquio de sordos”, aseveró Brenta, quien dijo además, por otra parte, que se solicitó a los trabajadores en dos conformidades que aislaran las estrategias mientras se negocia, pero no accedieron. Por otra parte, aseveró que de cuarenta trabajadores, quince no se presentaron  durante el fin de semana por dificultades de salud, por lo que la Intendencia de la ciudad de Montevideo resolvió enviar un testigo a domicilio. Al tiempo que la basura se almacena en la urbe, IMM y trabajadores retornarán a negociar el día de hoy.