En 2016 fallecieron 10.500 bebés en Venezuela

Venezuela. –  José Félix Oletta, ex ministro de salud e investigador de la Red Defendamos la Epidemiología, obtuvo datos a través del Ministerio de Salud que ponen en alerta a la sociedad venezolana y al mundo tras la grave situación que atraviesa el sistema en Venezuela.

Medios locales reseñaron que la mortalidad materna ascendió a 130 madres fallecidas por cada 100.000 nacidos vivos, lo que equivale a 64 muertes mensuales, y a 750 parturientas muertas en hospitales en 2016 por causas asociadas al embarazo o parto. Las cifras fueron obtenidas del Ministerio de Salud.

Sobre esa grotesca cifra, Oletta dijo que “la mortalidad infantil ascendió de 14,7 fallecidos en 2013 a 18,6 por cada mil nacidos vivos, lo que representa que al cerrar el año murieron 10.500 bebés”.

Ese escenario ha ocasionado un retroceso en la atención y salud venezolana, y sus ciudadanos lo sienten cada vez que asisten a un centro hospitalario. Al respecto, Oletta precisó que “son 59 años de retroceso en comparación con lo que veníamos desarrollando. En 1957 esa era la mortalidad que había, antes del comienzo de la democracia en 1958”.

El ex ministro de salud acotó que 80% de esas muertes son prevenibles con el control prenatal. Las principales causas de los fallecimientos asociados a partos y embarazos son hemorragias en el último trimestre, identificables a tiempo para así prevenir un embarazo de riesgo. Otro 25% de los embarazos ocurre en mujeres menores de 19 años que pueden derivar en complicaciones.

Estos indicadores revelaron un retroceso en las Metas del Milenio y del Desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, y eso es un punto preocupante

Otro de los factores que no aparecen reflejados en las cifras, pero que son una realidad en el día a día que viven los venezolanos, es que la mayoría son madres adolescentes, las cuales dan a luz sin haber nunca obtenido y/o efectuado un control para evaluar la condición del bebé y la madre. Es por eso que, durante el proceso de parto se unen la precaria condición de las parturientas con la desidia que se viven dentro de las maternidades y centros hospitalarios del país.

En ese sentido, Oletta agregó que “estos indicadores nos muestran un retroceso en las Metas del Milenio y del Desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, y eso es un punto preocupante. Cualquier proyecto tendría que tomar en cuenta los indicadores para cambiar la injusticia sanitaria con madres y niños”.

Y es que “la Meta del Milenio para 2015 exigía que las cifras de mortalidad materna no superaran los 14 decesos por cada 100.000 nacidos vivos registrados. Hoy Venezuela supera 9 veces más la tasa que pedía las Naciones Unidas”, dijo Oletta.