En México desaparecieron 23 mil pruebas ilegales de detección de VIH

México. – Las autoridades mexicanas anunciaron que desaparecieron 23.000 de las 70.000 pruebas ilegales de detección rápida para VIH que fueron traídas desde China, las cuales fueron adquiridas por el estado de Veracruz.

La cifra de 70.000 pruebas ilegales en la detección de VIH es alarmante, pero más preocupante aún es que se desaparezcan 23.000. Al respecto, las autoridades de México informaron que desconocen la ubicación.

Por su parte, Julio Sánchez, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), expresó a través de una rueda de prensa que la institución ha realizado  20 visitas de verificación sanitaria en varios centros de salud, con el objetivo de dar con esas pruebas.

Cofepris ha realizado  20 visitas de verificación sanitaria en varios centros de salud, con el objetivo de dar con esas pruebas.

Sánchez destacó que durante las visitas se requisaron 16,8 toneladas de medicamentos vencidos, así encontraron 46.984 pruebas identificadas como Kit de detección VIH 1&2 Test, las cuales fueron halladas el mes pasado en el almacén A de Insumos de la Secretaría de Salud de Veracruz y no poseen registro sanitario,  están caducados desde 2013 e incumplen con toda la normatividad de sanidad.

Hasta el momento, el titular precisó que la Secretaría de Salud de Veracruz no hizo la entrega formal a la Cofepris de alguna información relacionada con la localización de las 23.016 pruebas de VIH que entraron ilegalmente al país, las cuales fueron distribuidas a once instituciones y ponen en peligro a la salud, porque no han querido vincular a ningún funcionario con la investigación hasta dar con los responsables.

Lo que sí mencionó Sánchez, fue que entre las empresas posiblemente implicadas destacan Almacén Maxbec, Especialidades Médicas del Sureste, LABSSA y almacén de distribución Comercio y Servicios Administrativos Integrales del Golfo. Por ahora solo van con los indagatorios y no se ha dado con los verdaderos culpables.

Al mismo tiempo, Cofepris solicitó el pasado 30 de enero a los Sistemas Estatales de Salud de la Federación la realización de una búsqueda exhaustiva en los centros pertinentes al área de salud,  con la finalidad de recolectar los productos irregulares e impedir su uso, ya que los mismos no cumplen con los registros sanitarios.

Entre tanto, las autoridades mexicanas, Secretaría de Salud de Veracruz y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios instaron a los mexicanos para que estén alertas ante estas pruebas de detección rápida de VIH, así como a otros productos que pudieran ser aplicados en los centros de salud.