En México festejaron el Año de la Cultura China

El Centro Cultural de Tijuana fue el encargado de festejar el Año de China en México en su 35 Aniversario, con la proyección del filme “Misterios de China, Secretos de un Tiempo”.

Antes de la presentación de la película, todos los alumnos del Taller de Kung Fu y Taichí ofrecieron al público de Tijuana una exhibición de danzas chinas con dragones en  el escenario del domo Imax.

En una entrevista ofrecida a algunos medios de comunicación, el cónsul general de la República de China en Tijuana, Wang Jian, resaltó que el documental aborda un pedazo de la historia milenaria de China, que descubre al primer emperador del país.

Jian manifestó que “el descubrimiento arqueológico que muestra la cinta en el Domo Imax es considerado como el octavo milagro del mundo, por tal motivo fue apropiado mostrarlo en el Año de la Cultura China en México”.

Del mismo modo, el cónsul expresó que “México y China tienen muy buena relación, en esta región latinoamericana estamos viviendo los momentos mejores de la historia de nuestra diplomacia”.

La pieza audiovisual de gran formato presentó uno de los más grandes acontecimientos arqueológicos de la era moderna, así como la historia de la antigua China, el primer emperador y la base fundamental de la China que se conoce actualmente.

A lo largo de la proyección, el actual director del Centro Cultural Tijuana, Pedro Ochoa Palacio, expuso que la cultura de China atrae, que su pasado es un icono mundial y que cuenta con una gran riqueza cultural.

Todos los asistentes pudieron conocer el importante descubrimiento revolucionario de una época antigua, en la que un guerrero feroz reunió a una nación en guerra y la forma que un descubrimiento accidental cambió todo lo que se conocía del pasado de China.

Durante de la proyección se mostraron algunos descubrimientos como ciertas piezas de barrro, flechas y armas de la antigüedad, así como el descubrimiento de los guerreros de terracota y la tumba del primer emperador.

Todos los investigadores excavaron más de unas dos mil piezas entre guerreros, caballos, carrozas y armas de juego, en una fosa del tamaño de dos canchas de fútbol, donde después de 2200 años los guerreros de barro del emperador salieron nuevamente a la luz.

Esta aventura del tipo visual, utilizó grandes fotografías aéreas y técnicas de time-lape de vanguardia para revelar la majestuosidad, tragedia, esplendor y crecimiento en la nación que continúa sobresaliendo hacia el futuro.

The following two tabs change content below.