LGBT

En Portugal las personas transgénero podrán cambiar de sexo sin intervención médica

Portugal aprobó una ordenanza que permite a las personas transgénero cambiar de sexo legalmente. Esto sin ser diagnosticados con una enfermedad mental y sin la necesidad de pasar por el quirófano.

Asimismo, el Parlamento portugués aprobó una ley que prohíbe las operaciones quirúrgicas innecesarias en bebés intersexuales.

Diversos países europeos solicitan que las personas transgénero se sometan a procedimientos médicos como cirugía y esterilización.

Además, que se les determine un trastorno mental y se divorcien si se casan, para que el Gobierno reconozca legalmente su género deseado.

La ordenanza convierte a Portugal en el 6° país de Europa que admite un cambio de género sin intervención médica o estatal.

Según ILGA Europa, una asociación LGTBI, Malta, Noruega, Dinamarca, Irlanda y Bélgica son los otros cinco países.

Cabe recordar, que las personas transgénero no se identifican con el género con el que nacieron.  Mientras que las intersexuales poseen genitales indeterminados que no se consideran propiamente masculinos o femeninos.

“Cuando se confía en las personas trans para que tomen decisiones por sí mismas, se señala el respeto y se simplifican los procedimiento”. Aseguró el funcionario sénior de políticas Transgender Europe, Richard Kohler.

“Permite a cualquier persona que necesite reconocimiento legal de género pasar rápidamente con este paso burocrático y continuar con sus vidas”.

Portugal figurará como el 2° país en prohibir cirugías innecesarias

La ley también representa que Portugal se convertirá en la 2° nación del mundo, detrás de Malta, en prohibir la cirugía médicamente innecesaria en los genitales de bebés intersexuales.

Por otro lado, se cree que aproximadamente el 1,7% de la población mundial, o 129 millones de personas, nacen intersex, según Naciones Unidas.

Los especialistas con frecuencia efectúan cirugías para “masculinizar” o “feminizar” los genitales de bebés intersexuales de dos años o menos. Esto con la creencia de que les facilitarán la vida y  aliviar la angustia de los padres.

No obstante, puede ocasionar dolor de por vida, esterilización, pérdida de la sensibilidad sexual y inconvenientes de salud. Según los defensores de la campaña.

Grupos de activistas de derechos como la Organización Internacional Intersex (OII) y StopIGM.org afirmaron que la nueva ordenanza de Portugal era limitada.

Los progenitores podrían evitar la ley y llevar a cabo cirugías a sus hijos. Pueden alegar que confiaban en su identidad de género, según indicó la copresidenta de OII, Kitty Anderson.

“La ley no prohíbe explícitamente la mutilación genital intersexual (IGM, según sus siglas en inglés). Ni penaliza, ni sanciona adecuadamente el IGM”.

“Tampoco aborda los obstáculos al acceso a la justicia y la reparación para los supervivientes de IGM”. Explicó la cofundadora de StopIGM.org, Daniela Truffer.

Luisa Bermúdez

Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela

Artículos relacionados

Close