Pueblos Originarios

Entregaron placenta de bebé mapuche a su familia para realizar rito ancestral

Argentina.- Luego de dar a luz, en el hospital le entregaron a la familia la placenta del bebé para que pudieran cumplir con una ceremonia ancestral de los mapuches.

Dependiendo del pueblo nativo, las ceremonias y ritos ancestrales son diferentes. En el caso de los mapuches, tienen un tipo de rito que cumplir al momento de que un bebé nace, y es que no suelen desechar la placenta, sino que la tienden a enterrar para plantar sobre ella un árbol.

Por ese motivo, luego de que una familia recibió en el mundo a un bebé de esta etnia, en el hospital le entregaron la placenta  para que este pueblo originario pudiera cumplir con el ritmo ancestral antes mencionado.

Ángel Napoleón, conocido también en lenguaje mapuche como Nehuel Mapuleo, es el abuelo del pequeño que nación, quien indicó que “milenariamente la cosmovisión mapuche entiende que le tenemos que devolver a la tierra hasta nuestras propias pertenencias”, agregando que para ellos la placenta no es algo “descartable” ni un “desecho”, especialmente porque durante el tiempo de los nueve meses de embarazo le brindo cobijo al bebé.

En la cultura de los mapuches, Nehuel representa al lonko o cacique de la comunidad que habita el sector de San Rafael.

Según explicó Nehuel, “tradicionalmente el pueblo mapuche  le agradece a la placenta haber tenido viva a esa criatura en el vientre de su madres”, por lo que de esta manera “le da la posibilidad de ir a la tierra y plantar un árbol sobre ella”.

Además, el cacique mapuche que es por ese motivo que “el día de mañana ese niño tiene un lugar en donde ir a fortalecerse”, y que según él “¡si cada ser humano plantara un árbol, en qué paraíso viviríamos!”. Por lo que agradeció que en “un hospital que es español” se “respete la diversidad cultural”, dijo haciendo referencia al hospital San Rafael.

El bebé mapuche nació a las 8:48 el domingo pasado siendo hijo de Ángela Napoleón y Fernando, su peso fue de 2 kilos 810 gramos.

El abuelo del pequeño no sólo agradeció al hospital que respetaran la diversidad cultural, sino también a las autoridades que atendieron el parto. “En la medida en que nos vamos respetando unos a los otros vamos a poder coexistir mejor con la sagrada unidad”, comentó.

 

Kryshna Bednarczyk

Comunicadora Social en formación. Experiencia en redacción en medios digitales como La Mega (Caracas, Venezuela) por cuatro años, y en La Mega de Toronto (Canadá) por tres años. Me encanta la lectura, las ciencias audiovisuales y la música.

Artículos relacionados

Close