Escándalo de carne adulterada agitó mercados en Brasil

Brasil.- Este lunes, a través de agencias informativas, se conoció que China, Chile, y países de la Unión Europea (UE) más Corea del Sur, decidieron cerrar total o parcialmente sus mercados a las carnes provenientes de Brasil tras revelarse sospechas de cortes adulterados para consumo humano en 21 frigoríficos.

A su vez, se conoció que las denuncias golpearon de lleno a dos gigantes del sector en Brasil, (primer exportador mundial de carne bovina y aviar), que lucha por salir de dos años de recesión. “Hubo tensión en la relación de la principal economía latinoamericana con algunos de sus socios comerciales, empezando por Chile, contra el que amenazó con tomar represalias en caso de cierre total de su mercado”, según indicaron medios de ese país.

Por su parte, el ministro de Agricultura Blairo Maggi brindó detalles al respecto. “Esperamos que más de 30 países cuestionen a Brasil por este asunto (…), pero si todos impidieran la entrada de sus carnes, sería un desastre para Brasil”, admitió. Asimismo, Maggi subrayó que los funcionarios brasileños estaban explicando a los importadores la denuncia de la Policía Federal (PF) sobre el comercio de productos vencidos o en mal estado, presuntamente “maquillados” , en algunos casos, con ácido.

La investigación brindó detalles sobre una trama en la que inspectores sanitarios presuntamente recibían sobornos de estos frigoríficos para autorizar la venta de alimentos no aptos para ser consumidos por la población.

¿Una amenaza para la recuperación económica de Brasil?

Según estimaciones oficiales, más de 30 personas fueron detenidas y tres de los 21 frigoríficos investigados fueron clausurados temporalmente. El caso potenció la crisis de credibilidad que vive el país desde que se conoció que se dieron gigantescos desvíos de dinero público de la estatal Petrobras hacia la política.

China, quien es el segundo comprador de carne vacuna y aviar de Brasil, detuvo el ingreso de cortes brasileños, a la espera de explicaciones. “Hasta recibir las informaciones, China no desembarcará carnes importadas desde Brasil”, publicó el Ministerio brasileño en su página web.

Una firma económica subrayó el problema que pudiera traer este hecho a la economía de Brasil. “El escándalo de la carne podría ser la última amenaza para la recuperación de Brasil”, resumió la consultora Capital Economics en una nota publicada a los medios de comunicación.