Escarrá: “Nicolás Maduro pondrá su cargo a disposición ante Constituyente”

Venezuela-. El abogado constitucionalista Hernan Escarrá, parte de la comisión presidencial para el cambio de Constitución, aseveró este lunes a la agencia de noticias Efe que el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, pondrá su cargo a disposición de la Asamblea Constituyente (ANC), la cual será elegida el 30 de julio. 

“Tengo noticias de que el presidente Nicolás Maduro pondrá su cargo a la orden”, comentó Escarrá para después explicar que la Asamblea Nacional Constituyente podrá confirmarlo en el cargo, así como a los gobernadores y alcaldes que imiten la decisión del primer mandatario. 

El abogado recordó que el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) también realizó una “resignación de los poderes presidenciales” ante la Asamblea Constituyente que escribió la actual Carta Magna en 199.

Sin embargo, aclaró que esto no es una obligación sino todo lo contrario, “un acto litúrgico” de reconocimiento al poder extraordinarios de la ANC.

Asimismo detalló que desde el oficialismo se prevé que la Asamblea discuta durante 12 meses el nuevo ordenamiento jurídico, por lo que este se estaría sancionando para agosto de 2018 y, de acuerdo exhortó el jefe de Estado, sería posteriormente sometido a referendo aprobatorio.

En este sentido, resaltó que las elecciones presidenciales se encuentra previstas para diciembre de 2018 y que estas no podrán ser cambiadas de fecha por mandato constitucional.

El abogado recordó que el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) también realizó una “resignación de los poderes presidenciales”

Escarrá consideró de igual manera que una vez instalada la Asamblea, a principios de agosto, “será complicado los primeros días” ya que deberá funcionar bajo el estatuto que rigió el proceso en 1999 hasta que surja un nuevo esquema de trabajo.

Las normas de 1999, dijo el jurista, contemplan que la Asamblea Nacional Constituyente podrá “cesar, limitar, decidir y sustituir” de sus actividades a los titulares de todos lo poderes públicos aunque, consideró, aplicar este apartado “en una sociedad polarizada como esta podría conflictuar mucho más” el escenario político.

Ante ello, Escarrá se mostró a favor de la búsqueda de consensos y volvió a mencionar que durante el proceso constituyente de 1999 imperó la convivencia entre los poderes y no hubo destitución de altos funcionarios.