España: Bomba en un auto mató a capo ligado a guerra de prostíbulos

Autoridades policiales presumen que Xavier J. P, de 45 años, alias “El Gordo”, es el hombre que murió cuando una bomba lapa explotó en un edificio de Barcelona, España.

La potente detonación se registró a las 11:38 am (hora local), en el primer piso del estacionamiento subterráneo del inmueble número 6, de la calle Santiago Rossinyol.

Vecinos del lugar relataron que tras oír el estruendo sospecharon que se trataba de un atentado terrorista.

Sin embargo, investigaciones posteriores descartaron inmediatamente dicha hipótesis, pues determinaron que se trató de un artefacto explosivo adherido a un automóvil.

Los especialistas coincidieron en que fue una bomba lapa, muy usada por el grupo terrorista ETA, pero jamás vista en un caso de crimen organizado.

 

Largo prontuario

“El Gordo” habitaba en el citado edificio y uno de sus primeros arrestos se produjo cuando tenía 23 años, por un delito contra la salud pública.

Le seguirían imputaciones ligadas a estafas, amenazas, lesiones, amenazas, robos con violencia, y tenencia de municiones y material explosivo.

Mientras que en 2013, fue apresado cuando se le relacionó con varios ataques con bombas, perpetrados en el reconocido prostíbulo Paradise de La Jonquera, Girona.

El hombre aún tenía un juicio pendiente por este caso, que involucra a la que es considerada la casa de citas más grande de Europa.

Un herido

Una vez producida la explosión, las autoridades policiales y bomberos se apersonaron al lugar.

Luego de sofocar las llamas, observaron que el fuego había alcanzado a dos vehículos y pudieron visualizar el cadáver de Xavier. Se encontraba debajo de un automóvil

El suceso también produjo un lesionado, que se hallaba en el ascensor del edificio. Fue trasladado al Hospital Moisès Broggi y su vida no corre peligro.

¿Narcotráfico?

 A pesar de la relación del fallecido con el caso del Paradise, los expertos en criminalística no adelantan conclusiones, pues aseveraron que ha pasado mucho tiempo desde ese suceso y que la víctima estaba vinculada a otros grupos delictivos.

Asimismo, las autoridades locales ubican a “El Gordo” en el seno de bandas dedicadas al narcotráfico. Un mundo en el que los ajustes de cuentas son comunes y de una naturaleza sangrienta.