España dejó de asociarse con la palabra “crisis”

España.- La República de España dejó de vincularse con a la palabra “crisis”, o al menos así lo observan los ciudadanos de otras naciones. Esta resulta una de las revelaciones del Barómetro en alusión a la Imagen de España del Real Instituto Elcano, sustentado  en cerca de cinco mil entrevistas llevadas a cabo en once Estados de Europa, Asía, América y África. En el informe del año 2015, el mal escenario económico surgió por primera vez como una peculiaridad “muy destacable” de la nación.

Según reseñó el portal El País, la detención por caso de corrupción del ex mandatario de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la renuncia por la misma razón del ex presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, o el renacer del tema Gürtel, han conseguido destacar la agenda mediática durante los últimos meses. Al tiempo que el fraude y los inconvenientes económicos resultan las primordiales preocupaciones de los ciudadanos españoles, según el barómetro del CIS del pasado mes de marzo, los ciudadanos de las naciones en los que se ha elaborado la averiguación no lo distinguen así. La generalidad piensa que España es un pueblo “honesto” y “honrado”, una tendencia que se remacha en oleadas anteriores.

“Que el propósito y la finalidad de crisis no florezca cuando se conversa en otros estados sobre España, acrecienta la capacidad de atraer inversión extranjera”, dijo Carmen González Enríquez, rectora del Observatorio Imagen del Real Instituto Elcano.

Resultado de imagen para España dejó de asociarse con la palabra “crisis”

Entre los estados europeos examinados (Alemania con una puntuación de siete; Reino Unido ocho; Francia siete; e Italia con siete puntos) España es el que peor nota saca en la evaluación general de su imagen con seis puntos, aunque para los ciudadanos italianos es la nación europea que más valoran. La puntuación de España resulta la misma que la de Estados Unidos. La apreciación del país de Donald Trump, que fue designado presidente el pasado mes de noviembre, ha descendido de los ocho puntos de 2015 a siete en el año 2017.

La imagen de la República de España entre los ciudadanos europeos ha ido perfeccionándose durante los últimos cuatro años, sobre todo en territorio de Alemania. Este país ha pasado de fijarle una puntuación de cinco en junio del año 2012 a un siete en este último barómetro.