España dice No a la baja menstrual

España.- Los partidos políticos que hacen vida dentro de España no creen correcto otorgar un permiso para aquellas trabajadoras que presenten menstruaciones dolorosas.

Hace algunos días, Italia arropó decenas de titulares al anunciar que podría convertirse en el primer país occidental en regular un permiso laboral remunerado de tres días para las trabajadoras que presenten algunos dolores durante la menstruación y cuenten con un aval médico, siguiendo la estela de algunas empresas a la vanguardia o las bajas existentes desde hace años en países como Japón, Corea del Sur o Indonesia.

No obstante, en España la situación está muy lejos de cumplirse, motivado a que los partidos políticos dudan a la hora de promover un permiso que podría desincentivar la contratación de mujeres. Además, las organizaciones de afectadas y los médicos especializados consideran que antes de esta medida la sanidad española debería ponerse las pilas para mejorar la atención a las enfermas que sufren dismenorrea (reglas dolorosas) o síndrome premestrual.

Algunos partidos por ejemplo, consideran que primero se debería fijar desde el ámbito sanitario y jurídico cuál es el concepto de “menstrualidad dolorosa” y después llegar a “un acuerdo mínimo con agentes sociales y empresariales para que, en ningún caso, pudiese ser una medida que perjudique laboralmente al colectivo femenino”, en palabras del vicesecretario de sectorial, Javier Maroto.

Del mismo modo, los socialistas están abiertos a estudiar cómo articular la baja, de la mano de las afectadas y el ámbito médico. “Es evidente que tenemos que analizar la situación y tratar de dar una respuesta a las mujeres que sufren esta enfermedad tan dolorosa”, asevera Ángeles Álvarez.

Uno de los principales problemas para imitar a Italia es que en España no existen estadísticas fiables de cuántas mujeres sufren dismenorrea. Los expertos en el tema aseveraron que la menstruación no debe causar dolor, o al menos no ser tan fuerte. Si llegara a aparecer, puede deberse a enfermedades como la endometriosis (crecimiento del tejido endometrial fuera del útero) o el síndrome premestrual (amplio rango de síntomas emocionales o físicos que se presentan unos días antes del ciclo).

Tampoco existen datos en torno a los trabajadores que necesitan periódicamente bajas debido a la menstruación. El doctor Francisco Carmona, del Hospital Clinic, uno de losmás importantes especialistas en endometriosis, asegura que las afectadas por este trastorno pierden en torno a 11 horas semanales, teniendo en cuenta que no se rinde igual con dolores y que muchas se tienen que marchar a casa cuando no aguantan más. Motivado a esto, él sí es partidario de que se “regule de alguna manera” que puedan ausentarse del trabajo. “La sociedad debería aceptar que una mujer no acude a su puesto de trabajo no es porque tenga cuento, sino porque está en enferma”, aseveró.

 

Comments

comments