Internacionales

España podría perder oportunidades comerciales con otros países

Europa es un mercado seguro pero algo pequeño

España está perdiendo la oportunidad comercial con otros países y la razón principal es que Latinoamérica es el patio trasero de España a nivel comercial.

De hacerse productos asequibles para un mercado de 4.000 millones de personas, las empresas ganarían dinero y crearían un impacto social positivo. 

Las empresas de países occidentales todavía se pelean para colocar sus productos en los segmentos ricos de la población. 

Dicho esto, España tiene todas las herramientas para aprovechar la oportunidad, pero las está perdiendo.

Europa es un mercado seguro pero algo pequeño, las personas consumen gran cantidad de productos y servicios.  

El impacto social se podría generar en las empresas

Se debería fijar el objetivo de vender a los 4.400 millones de personas pobres que hay en el mundo.

De esta manera, los que están en la base de la pirámide y ganan menos de dos dólares al día, llega a ser un mercado bien gestionado.

De hecho, podría llegar a tener un valor de cinco billones de dólares (4,05 billones de euros).

Asimismo sacar provecho para las compañías, y a la vez hacer un impacto social allá donde el Gobierno no llega.

Debido a esto, deberán ir a otros países, pues encontrarán personas que no tienen buena educación, higiene, automóviles y teléfonos.

Es decir, se podrían hacer productos asequibles para la gente pobre, cambiar la manera de fabricarlos o una financiación fácil. 

Asimismo sacar provecho para las compañías, y a la vez hacer un impacto social allá donde el Gobierno no llega.

Como lo hizo el Banglades Grameen Bank que daba créditos a interés bajo a personas pobres y cambió la vida de millones de ciudadanos.

En las universidades se necesita más información sobre países emergentes

Si los estudiantes europeos conociesen más, sería una maravillosa oportunidad. Como tal, los gobernantes deberían pensar en ello.

La presencia es importante: Alemania, Inglaterra y Francia, tienen instituciones culturales en países emergentes, mientras que la presencia de España es menor.

Las empresas españolas deberían pensar en el mercado emergente

No es una mala idea trasladar la producción a países donde el coste es más barato, es necesario conocer y atacar a esos mercados.

La marca seguirá siendo respetada. El diseño y la parte intelectual pueden seguir aquí, pero se construye fuera. 

Toneb Castro

Diseñador Gráfico y Publicista, apasionado por la Artes Escénicas y Audiovisuales, Actor y Productor fiel amante del Teatro.

Artículos relacionados

Close