Exgobernador Duarte llegó a México

México.- El exgobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte, viajó este lunes de Guatemala a México, para enfrentar a la justicia en ese país latinoamericano.

Duarte está acusado de corrupción y viajó al territorio azteca en un avión perteneciente al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, después de ser extraditado desde Guatemala.

La aeronave está registrada a nombre de la Procuraduría General de la República (PGR) y despegó a las 09:18 horas de Guatemala, (10:18 horas en el centro de México) de un hangar de la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG), ubicado en el aeropuerto de Ciudad de Guatemala, capital del país centroamericano.

Duarte permaneció seis meses en fuga

Rudy Esquivel, vocero del Sistema Penitenciario de Guatemala, informó que el traslado del político mexicano desde la cárcel de Matamoros, un centro penitenciario de máxima seguridad, se produjo después de varias semanas de reclusión.

El viaje de Duarte se efectuó bajo estrictas normas de seguridad, pues se le considera susceptible de fugarse en cualquier momento.

Por su parte, Hilda Mérida, portavoz del Ministerio de Gobernación de Guatemala, informó que la Procuraduría General de la República (PGR) de México no permitió el acceso a la prensa, ni tampoco la publicación de fotos del traslado.

La captura de Duarte se produjo el pasado 15 de abril a solicitud del gobierno mexicano, que había emitido una orden en su contra. Duarte permaneció seis meses en fuga.

El exfuncionario fue presentado ante los tribunales Quinto y Tercero de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, y aceptó ser extraditado a México, para rendir cuentas en su país por acusaciones de cargos federales.

Duarte, actualmente de 43 años, fue gobernador de Veracruz de 2010 a 2016, y durante su mandato mantuvo nexos con la delincuencia organizada y realizó operaciones con recursos de procedencia ilícita, según los cargos en su contra.

Además, sobre él pesan dos acusaciones de tráfico de influencias, incumplimiento de deber legal, abuso de autoridad, peculado y coalición.

El gobierno mexicano advirtió al guatemalteco que debía cumplir con trámites internos antes del traslado de Duarte, los cuales incluyeron recibir autorizaciones judiciales, para evitar consecuencias legales.

Guatemala confirmó que le reforzó la seguridad al exfuncionario, por temor a un atentado de grupos mafiosos en su contra, pues tiene mucha información que podría usar para disminuir su pena.