Fallo inédito en Chile entregó tutela a padre homosexual

Chile.- La Corte Suprema de Chile concedió a un padre homosexual, que convive con su pareja, la tutela de sus hijos mellizos.

El fallo fue considerado como histórico en el país suramericano, por las organizaciones de defensa de los derechos de la comunidad LGBT.

El presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, Rolando Jiménez, indicó que “la Corte Suprema señala claramente que la orientación sexual del padre o de la madre no es cuestión relevante a la hora de definir la tutela, porque lo que importa es la idoneidad y su capacidad parental”.

Los mellizos, de tres años de edad, estarán ahora bajo la custodia de su padre

En sectores conservadores de la sociedad chilena la sentencia generó descontento. Según los detractores, el fallo representó un impulso para la legalización de la adopción de niños por parejas del mismo sexo, mientras que los activistas consideraron que simplemente se trató de hacer justicia.

Los mellizos, de tres años de edad, estarán ahora bajo la custodia de su padre, una medida considerada inédita en uno de los países más conservadores de Latinoamérica.

Aunque la sentencia fue dictada en el mes de mayo, fue apenas esta semana que se dio a conocer, a través del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual.

En Chile ya se había otorgado la tutela a madres lesbianas, pero jamás a padres homosexuales, es por eso que a juicio de Jiménez el fallo se considera “un hito”.

La tutela había sido otorgada previamente al padre, en junio de 2016, pero la Corte de Apelaciones se la retiró meses después.

La madre tomó la decisión de huir con los niños a Uruguay, hasta que debido a una orden judicial se vio en la obligación de devolverlos a Chile.

El 23 de mayo la Corte Suprema emitió una sentencia en la cual dejó sentado que el padre es quien garantiza el interés superior de los niños, y está dispuesto además a mantener el vínculo de los infantes con ambos progenitores, algo que no garantizaba la madre.

El presidente de la Corte Suprema de Chile, Hugo Dolmestch, se refirió a la sentencia asegurando que es cierto que los niños necesitan estar bien alimentados, pero también requieren recibir suficiente afecto y si eso lo obtienen con su padre y su pareja “allí es donde deben estar“.