Fiscalía investiga trágico choque de trenes en Egipto

Egipto-. El número de fallecidos por el choque de trenes ocurrido este viernes a las afueras de la ciudad de Alejandría, Egipto, subió a 41, mientras que otras 132 personas siguen hospitalizadas, 12 de ellas en estado de gravedad, informó el Ministerio de Sanidad. 

La mayoría de las víctimas tiene heridas leves o moderadas y pronóstico estable, aunque doce están en ciudades intensivos, afirmó el portavoz del Ministerio de Sanidad y Vivienda, Jaled Muyahid, en unas declaraciones ofrecidas al diario oficial “Al Ahram”. Otras 47 personas que fueron atendidas en hospitales luego del accidente ya recibieron el alta, agregó la fuente.

Egipto

El accidente se produjo en la zona de Jorshed, cerca de la estación ferroviaria del minicipio de Abis, próximo a Alejandría, cuando uno de los convoyes, procedentes de El Cairo, golpeó al otro tren, el cual venía de Port Said (norte) y que estaba parado en la vía.

El Ministerio de Transporte anunció que ya se completó el trabajo de liberación de las vías, por lo que se ha restablecido el tráfico ferroviario en Alejandría, la segunda mayor ciudad del país.

Las averías, retrasos y accidentes suceden de forma frecuente en la vetusta y mal conservada red ferroviaria de Egipto, y este caso ya está siendo investigado por la fiscalía y por el Gobierno.

El maquinista del tren procedente de El Cairo, el cual embistió al otro convoy, se entregó a la policía y fue llevado a comisaría para ser sometido a un interrogatorio.

Egipto

En Egipto suele haber graves accidente de carretera, así como ferroviarios, debido a una circulación caótica, a unos vehículos muy antiguos y a unas infraestructuras en mal estado.

Se trata del accidente de tren más mortífero desde el choque, en el año 2012, entre un bus escolar y un tren en un paso a nivel en la provincia de Assiut (centro), el cual dejó 47 muertos.

En noviembre del 2013, una colisión entre un tren y un autobús en el sur de El Cairo dejó un saldo de 27 muertos. La mayoría de la víctimas venían de una boda. Los egipcios culpan desde hace tiempo al gobierno por no haber logrado reducir los accidentes de tránsito.