Internacionales

Fitch redujo a 1,3% su proyección de crecimiento económico para Argentina en 2018

El Banco Central emitió una mayor cantidad de pesos y esto presionó al alza los precios tras desequilibrarse la oferta de bienes con el valor de la masa monetaria

Las previsiones económicas para Argentina no son del todo positivas. Mientras el Gobierno asegura que podrá reducir la inflación para llevarla a 15% al cierre del año, lo que augura el Fondo Monetario Internacional es una inflación final de 20%.

Pero los pronósticos se tornan más sombríos si se toma en cuenta la proyección de la agencia Fitch Ratings, que calculó una inflación de 27,5% para el país a fin de año, aunado a una caída de su crecimiento económico de 2,6% a 1,3%.

En un reciente informe, también destacó que el acuerdo con el FMI “mitigó el riesgo financiero tras la desconfianza de los mercados”.

El reporte íntegro de la agencia explica lo siguiente: “Fitch proyecta ahora una suba de la inflación en Argentina de 27,5% para todo 2018 con motivo del traslado a precio de la devaluación del peso, lo que perjudicará el salario real y la confianza. Mientras que el ajuste fiscal y monetario pesará en el consumo y la inversión”, indicó la calificadora en su documento publicado este martes.

Ese análisis se traduce en que la inflación muy probablemente podría aumentar a causa de la indexación que se dio en el sistema de precios por la devaluación del peso frente al dólar. El Banco Central emitió una mayor cantidad de pesos y esto presionó al alza los precios tras desequilibrarse la oferta de bienes con el valor de la masa monetaria.

Lea también: Argentina: Según Marcos Peña, legisladores de Cambiemos tendrán autonomía para votar sobre el aborto

Efectos de los ajustes en Argentina

De igual forma, el ajuste fiscal de 20.000 millones de pesos al gasto público y un posible aumento de impuestos podría disminuir el consumo por el encarecimiento de los productos, lo cual incrementaría los costos de inversión de un empresario en cualquier sector económico del país.

Fue así como la firma decidió reducir el pronóstico de expansión del PIB de 2,6% a 1,3% “en virtud del continuo debilitamiento y volatilidad del ritmo de crecimiento”, mencionó en el informe.

“El acuerdo del país con el FMI mitiga el riesgo financiero local luego del daño en la confianza por parte de los mercados, lo que respalda la calificación ‘B’ de panorama ‘estable’ de Argentina”, resaltó la agencia financiera, una de las más importantes del mundo.

Artículos relacionados

Close