Credito: Santiago Rodriguez David

Food Trucks: una alternativa para comer que quiere instalarse en el país

La invención de estos carritos de comida tienen su origen en los Estados Unidos. En nuestro país, esta tendencia busca imponerse cada día más en eventos públicos y privados. Cada vez son más los emprendedores gastronómicos que se animan a vender productos alimenticios en sus camiones.

La Asociación Argentina de Food Trucks (AAFT) se fundó en el año 2012 y entiende que hoy en día existen impedimentos legales para la instalación de estos espacios sociales para alimentarse. Los food trucks son  una propuesta gastronómica creativa, saludable y accesible construida sobre un vehículo autopropulsado/remolcado autosuficiente con un diseño innovador y atractivo. Las propuestas son llevadas a cabo por pequeños emprendedores que crean las condiciones para una competencia leal y un espíritu de camaradería y colaboración, buscando complementarse para ampliar y mejorar la oferta gastronómica ambulante de calidad disponible. Los puestos defienden la higiene y la salubridad tanto dentro como fuera de la estructura y participan de iniciativas sociales a través de un trabajo conjunto con gobiernos y/u otras asociaciones.

Hoy forman parte de la AAFT: Coffee Avenue, Hollywood Dogs, Nómade, Morfa Food Trucks, Manduca Food Trucks, Bon Bouquet, La Piadineria, Capri y El 66.

“La tendencia del aumento de los food trucks crece desde hace unos cuatro años en Buenos Aires. En ese momento, funcionaban tres camiones; hoy hay al menos 15 en funcionamiento y otros 15 en el taller por salir a la calle“, contó a La Nación Ernesto Lanusse, creador de Nómade y presidente de la AAFT

“Que la gente coma en la calle rápido, rico y barato es una necesidad en las ciudades. Pocos cuentan con dinero para pagar un almuerzo en un bar todos los días”, indicó Lanusse, que decora su instalación con plantitas, frutillas y guirnaldas de flores.

Avances en la normativa

El PRO y SUMA+ promuevan la instalación de estos puestos en lugares como San Telmo, Puerto Madero, Parque Patricios, y Retiro. El diputado del bloque PRO, Francisco Quintana, presentó un proyecto que busca regular la actividad de los vehículos gastronómicos, conocidos como “Food Trucks”, con el propósito de generar nuevos emprendimientos.

Según la propuesta, Food Trucks pueden elaborar sus productos y comercializarlos de manera itinerante por las zonas permitidas en la Ciudad, con un permiso que durará un año con la posibilidad de renovación.

Además, se establece un canon que será abonado una vez por mes. El mismo, será de $1115, monto similar al que actualmente pagan los carritos de la costanera, el más alto de lo que comprende la venta de alimentos en la vía pública. Al respecto, el legislador explicó que tomaron esa cifra como punto de partida para iniciar el debate, “la idea es llegar a un consenso”, expresó.

Las condiciones del proyecto del PRO prohíben:

  • La venta de bebidas alcohólicas y cigarrillos.
  • La instalación de carteles, toldos, mesas y sillas en el espacio exterior.
  • La construcción de instalaciones para cocción de alimentos mediante el uso de gas, a leña o carbón.
  • La instalación de señalética con fines orientativos de los servicios prestados.
  • La publicidad sonora y/o visual que contaminen el medioambiente.
  • Arrojar desperdicios de la actividad que desarrollan en la vía pública.
  • Estacionar y expender su mercadería en lugares distintos a los que por reglamentación se determinen.
  • Excederse en la ocupación del espacio en la vía pública más allá de lo establecido en la presente Ley.

 

The following two tabs change content below.
Santiago Rodriguez David

Santiago Rodriguez David

Periodista y Licenciado en Comunicación Social. Ávido lector y bloguero. "Preguntar, indagar, conocer, dudar, confirmar cien veces antes de informar: verbos capitales del periodismo" - Tomás E. Martínez. Contacto y sugerencias: santirdavid@gmail.com