Internacionales

Gobierno argentino aseguró que no hay clima para un paro

Loas protestas por mejoras salariales continúan. El Ejecutivo denuncia complot y los protestantes aseguran exigir sus derechos laborales

La realidad social y política de Argentina continúa signada por el conflicto entre sindicatos y el Gobierno, en exigencia de mejoras salariales. Los gremios amenazan con un paro generalizado, pero los funcionarios de Macri descartan esa posibilidad para calmar las aguas.

Tras una protesta que realizaron los camioneros, el gabinete la consideró “una marcha más”. “La única que faltó en el palco que encabezó Hugo Moyano fue Cristina Kirchner”, dijo el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

“No hay clima para un paro general”, aseguró el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Al respecto, Peña cree que Moyano, líder sindical de los camioneros, busca una estrategia política con ese llamado a paro. De hecho, lo calificó de estar vinculado al kirchnerismo y de tratar de implantar ese descontento como parte de una conspiración contra el Gobierno.

El contraargumento oficial sobre el paro

Del lado del oficialismo, el ministro del Interior aseguró que el Gobierno “no va a aflojar” a pesar de las amenazas de paro, las movilizaciones o “las amenazas que recibieron algunos dirigentes de nuestro espacio”, dijo Frigerio.

“Somos plenamente conscientes de que queda mucho para hacer, pero estamos convencidos de que éste es el rumbo para resolver esos problemas”.

Los gremios siguen presionando. Los docentes y el sector bancario son quienes más exigen condiciones de mejorías socioeconómicas para hacer frente a una inflación creciente que preocupa a los argentinos con el paso de los días.

Sin embargo, el gremio de los camioneros es el que más se queja de lo que califican como “políticas de hambre” por parte del Gobierno. Esto ha despertado cierta atención en el Ejecutivo y por ello, el funcionario de la cartera de Interior señaló que “el paro es la última instancia cuando no hay ninguna posibilidad de generar un acuerdo”.

Incertidumbre de un diálogo

Moyano, a quien el Gobierno acusa de llamar a un paro para un presunto boicot, afirma que aceptaría sentarse a dialogar con el presidente Macri en caso de que lo convocaran, pero desde ya dejó clara su perspectiva:

“No sé cuál sería el tema, si nos guiamos por los discursos de ayer, reunirse para hablar los temas judiciales, no es la persona con la que tiene que juntarse, es otro poder”, manifestó el líder sindical.

Artículos relacionados

Close