Internacionales

Gobierno de España sugirió reforma a la Eurozona y al euro

Solicitaron crear un fondo anticrisis. Funcionaría como un fondo de estabilización macroeconómica que tenga recursos inyectados por el Banco Central Europeo

España es uno de los países que más ha presionado y abogado por que se aplique una reforma a la Eurozona. Los objetivos del país, desde que Mariano Rajoy asumió el Gobierno, son crear a largo plazo una Unión Fiscal en Europa, un presupuesto común para toda la Eurozona y una autoridad financiera única en el bloque comunitario de 28 Estados.

Más detalladamente, España propone que se cree un mecanismo de absorción de crisis y lo que el presidente Rajoy llama un “ministro del euro” y “eurobonos”.

Esto significa que el Gobierno de España plantea la instauración de una autoridad monetaria que regule de manera más eficiente el euro. Si bien ya existe el Banco Central Europeo, sugiere reformarlo hasta el punto de convertirlo en un Ministerio exclusivamente con funciones de regulación y control de la moneda común europea, acuñada el 1 de enero del año 2000.

¿En qué consisten esas reformas a la Eurozona?

Asimismo, Rajoy considera viable que la UE emita de manera conjunta sus propios títulos de deuda externa. Los eurobonos serían instrumentos mediante los cuales el bloque comunitario podría acceder a grandes créditos de financistas como JP Morgan o Goldman Sachs, aliados clave de la UE.

Este lunes, el Ministerio de Economía de España manifestó en un comunicado su intención de contribuir al debate sobre la propuesta de Rajoy.

Desde la Comisión Europea, así como Alemania, Francia o Italia, ninguno se ha pronunciado a favor o en contra de esto.

España solicita que se cree un fondo anticrisis. Funcionaría como un fondo de estabilización macroeconómica que tenga recursos inyectados por el Banco Central Europeo (BCE) para hacer frente a hipotéticos tiempos de ‘vacas flacas’ que lleguen a ocurrir en la economía europea o mundial.

Según analistas, el Gobierno quiere dejar el idealismo y optar ahora por un enfoque pragmático. Apostaría así entonces por más procedimientos y métodos para trabajar antes de que en Bruselas no se tome una decisión definitiva.

“Hay que constatar la parálisis. Tenemos que centrarnos en los estadios intermedios para quemar etapas. Abogamos por un cambio de enfoque procedimental para desatascar una situación muy atascada”, dijeron fuentes del ministerio de Economía, citadas por el diario El Mundo.

Artículos relacionados

Close