Gobierno de Estados Unidos prohibió antivirus ruso

Estados Unidos.- Las sospechas del FBI y de la administración estadounidense de que el antivirus ruso Kaspersky conseguiría tener relaciones con los servicios de inteligencia de su nación no resultaron novedad. Desde hace tiempo se viene meditando que la plataforma de esta asociación podría ser manipulada como vía de espionaje.

Actualmente, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) realizó un anuncio que de cierta manera precisa estas sospechas: una orden oficial impide el uso de cualquier programa de la Kaspersky en los departamentos de gobierno.

En un período de 90 días, todas las agencias federales que manipulen este antivirus, uno de los cinco más descargados en todo el mundo, les corresponderá desinstalarlo de sus ordenadores. Así, el Secretario de Seguridad Nacional determinó que las agencias y jurisdicciones federales asumirán un margen de treinta días para equiparar todos los productos de Kaspersky que se encuentren en uso dentro de sus redes, y prontamente constarán de otros sesenta días para excluir por completo dicho software.

Por otro lado y según informó el portal BBC, el Departamento de Seguridad Nacional entiende que estas presuntas relaciones entre la asociación, con sede en la localidad de Moscú, y los servicios de inteligencia rusos, conseguirían colocar en peligro la ciber-seguridad de Washington y sus procedimientos electrónicos.

Con motivo de este decreto, la compañía informática volvió a entorpecer tener “lazos poco moralistas o afiliaciones con ninguna administración, conteniendo el de Rusia”. Lo cierto es que, si Kaspersky pretendiera sabotear todos los equipos en los que se encuentra instalado su programa y consentir a todos los archivos, lograría hacerlo con solo restablecer su software.

Resultado de imagen para Gobierno de Estados Unidos prohibió antivirus ruso

Esta “ciberguerra fría” no resulta ninguna novedad. En el pasado mes de julio del presente año, Bloomberg aseveró haber observado correos electrónicos entre Eugene Kaspersky, CEO de la agrupación, y algunos de sus empleados, en los que conversaban de un plan secreto en materia de ciber-seguridad, aparentemente requerido por el servicio de inteligencia ruso.

Al mismo tiempo, en el mes de enero del presente  año las agencias de inteligencia de Washington atestiguaron que Vladimir Putin, gobernante de Rusia, ordenó intervenir en las votaciones presidenciales del pasado año 2016 en Estados Unidos para beneficiar a Donald Trump, quien fue en definitiva electo.