Guatemala le apuesta a la energía renovable

Guatemala- Cuando se piensa en proyectos que generan electricidad con fuentes renovables, las personas se imaginan que para encontrarlo habría que conducir muchas horas y kilómetros. En el caso de Guatemala, no.

Hay que viajar una hora desde la capital guatemalteca con dirección al oriente del país por medio de una carretera algo deteriorada para descubrir dentro del caserío Los Llanos el Parque Eólico San Antonio El Sitio.

Ya desde la carretera se comienzan a ver los enormes aerogeneradores. El sonido que provoca la fuerza del viento explica la razón de que ese sea el lugar ideal para un parque eólico. Sin embargo, fueron necesarios cinco años de mediación para garantizar la disponibilidad continua de vientos entre 10 km/h.

Es imposible no quedar fascinado ante los colosos de tres brazos que además de su tonelaje giran gráciles como ventiladores en cámara lenta. Los equipos se seguridad industrial le recuerdan al visitante que ese no es un paseo turístico.

Dentro de la región en Guatemala, tenemos las regiones altas, las que se están en medio de los cañones, ya que estamos cerca de los volcanes. En nuestro caso, tenemos el volcán de Pacaya a nuestro oriente y el viento que nos predomina en nuestra área, de norte a sur. Es el viento que usamos para la generación máxima, no obstante, en este sector de viento en donde estamos ahorita tenemos viento de cualquier otra dirección pero conllevó varios años de hacer estudios de medición para poder decidir, en qué sitio donde haya potencial eólico se realice el primer proyecto en Guatemala”, indicó Juan Manuel Rubio del Parque Eólico San Antonio El Sitio.

En el caso de la energía eólica existen alrededor de 10 áreas probables en Guatemala, con capacidad para colocar proyectos de generación de electricidad. de acuerdo con el Ministerio de Energía y Minas. El Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE) refleja en su reciente informe que en la nación centroamericana hay gran potencial para general energía renovable a través de geotermia, la energía solar y la fuerza hídrica.

En la actualidad, con los cambios en la administración de la matriz energética, se ha logrado reducir el impacto ambiental al disminuir la dependencia de combustibles fósiles generando un incremento en el volumen de generación de energía eléctrica.