Guatemaltecos varados en frontera con México esperan por ayuda

México.- Cerca de 400 personas se encuentran varadas entre la frontera de México y Guatemala ubicados en refugios temporales.

Estos ciudadanos que fueron forzados a dejar su tierra en Guatemala permaneciendo varadas en la frontera entre México y su país natal bajo la figura de refugiados temporales, los cuales fueron desalojados a través de una disputa por la tenencia de tierras en el Parque Nacional Laguna del Tigre, que afecta a varias comunidades.

Una vez desplazados, se convirtieron en refugiados que viven dentro de lugares que no cumplen con las normas sanitarias, sin acceso adecuado al agua, suministros médicos y alimentos decentes. No solo, allí en esas instalaciones conviven niños, niñas, recién nacidos, y personas ancianas, con problemas de salud propios de ciudadanos ubicados en lugar insalubre, como diarreas y fiebre. La ayuda humanitaria es mínima.

La orden de desalojo cumplida el pasado 2 de junio afectó a 400 personas, distribuidas en 70 familias que están conformadas por muchos menores de edad, los cuales estuvieron ubicados en Laguna Larga, departamento de El Petén, Guatemala. Estos se fueron de sus tierras cuando más de un millar de efectivos de las fuerzas de seguridad de Guatemala, propiciaron un desalojo masivo en esas tierras tras una medida judicial aprobada por un juez de San Andrés, El Petén.

Una vez que fueron desalojados los ciudadanos viajaron a pie desde su comunidad hasta la frontera de México, atravesando un territorio salvaje. Al llegar a la frontera ubicaron su campamento improvisado cerca de La Candelaria, estado de Campeche, zona que está entre ambos países.

El lugar donde se ubicaron los refugiados existen redes de tráfico de drogas y de seres humanos

El lugar donde se ubicaron existen redes de tráfico de drogas y de seres humanos. A su vez conviven autoridades mexicanas del Instituto Nacional de Migración (INM) que llevan suministros básicos, pero que no suficientes para tratar la crisis que presentan estas 400 personas.

Amnistía Internacional se pronunció por el caso recordando que recibió la orden de desalojo  previsto en la comunidad cercana de Sacrificio El Reloj y en la Mestiza de la Laguna del Tigre. Este último desalojo podría afectar a más familias que llegarían durante las próximas semanas a los campamentos improvisados en la frontera. Por tal situación se ha establecido una mesa de diálogo entre las autoridades de Guatemala y las comunidades, con el objetivo de buscar propuestas que ayuden a resolver el problema.