Hogares nativos de México recibieron remesas

México.-  La académica y especialista de la Universidad Nacional de México, Carolina Sánchez García, señaló que de los más de 30 mil hogares que se estima reciben remesas en territorio azteca, 32 por ciento son nativos.

Sin embargo, para la experta del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad, “gracias al alto nivel de pobreza, las remesas no poseen una incidencia mayor, no se cambia la economía de forma sustancial en los lugares de origen”.

Según reseñó el portal Notimex, esos recursos representaron cerca de seis por ciento de los ingresos totales por remesas a la nación en el año 2014, de acuerdo con Sánchez García, y son manipulados para cubrir gastos básicos, sin excedentes para el ahorro o la inversión.

En el marco de la primera deliberación del Seminario de Investigación sobre la Sociedad del Conocimiento y Diversidad Cultural, la especialista manifestó que las remesas son empleadas para cancelar a otras personas que los reemplacen en un cargo civil o religioso, así como a empleados para que trabajen la tierra. Las remesas generan empleo y el estatus o servicio social puede modificar por estas aportaciones al trabajo colectivo”, denunció la investigadora.

Imagen relacionada

Al mismo tiempo, señaló que la pobreza ha promovido a los nativos y los ha implicado cada vez más en los procesos migratorios y han transformado sus destinos en Estados Unidos y Canadá, sus rutas y los mercados de trabajo a los que se incorporan.

La especialista refirió que el censo de población de la Unión Americana indicó que existen alrededor de 31 grupos étnicos de México en esa nación, con gran dispersión. Los mayas, por ejemplo, se encuentran presentes en sus 50 estados, los tarahumaras en 41 y los mixtecos en 40.

Para Sánchez García, estos nativos conservan vínculos con su comunidad de origen, por lo que se requiere repensar los conceptos de territorio, cultura y comunidad, al mismo tiempo del sentido de pertenencia.

“Sería pertinente considerar cómo impactan las remesas en su cultura, formación educativa, relaciones de género, conocimientos en torno a su ambiente natural, medicina tradicional, sistemas místicos y la transferencia generacional del conocimiento ancestral”, expresó.