Internacionales

Hombres violentos en Argentina no cumplen medidas cautelares

El 70% de los acusados reinciden en el delito de violencia de género

El 70% de los hombres acusados por violencia de género en Argentina trasgreden las medidas de protección. Así lo indicó el abogado especialista Julio Torrada, quien manifestó que las órdenes de alejamiento solo quedan plasmadas en papeles.

Las declaraciones se dieron luego del crimen de una dama ocurrido en el barrio porteño de Almargo. Allí un hombre mató a su ex pareja a puñaladas. El asesino tenía una denuncia por violencia de género.

El abogado informó que el Estado toma la denuncia y emite una medida cautelar que prohíbe el acercamiento del victimario a la víctima. La medida queda plasmada en papel ya que no parecer ser un límite para el golpeador. Eso le da pie a que pueda atacar de nuevo cuando mejor le parezca.

Según las estadísticas del especialista siete de cada 10 hombres que fueron denunciados por violencia de género no cumplen con lo establecido por el Estado.

No respetan las medidas cautelares

El abogado explicó que los hombres golpeadores van presos solo si golpearon salvajemente causando lesiones gravísimas. O en su defecto los que intentaron matar y no lograron su cometido. Dijo que las mujeres quedan indefensas ya que la justicia luego de emitir la boleta no hace seguimiento al caso.

Durante sus declaraciones expresó que en ningún momento hay acompañamiento de efectivos policiales ni siquiera en los casos de alto riesgo. Aseveró que tampoco existe un equipo calificado que atienda de manera profesional a las víctimas. 

En ese sentido el especialista precisó que la justicia argentina debe garantizar lo que se afirma en las órdenes de alejamiento.

Torrada explicó que es por ello que actualmente Argentina tiene muchas mujeres golpeadas, maltratadas y con profundo miedo, que deben estar alerta todo el tiempo para avisar a la policía que se encuentra en peligro. Aclaró que lo peor de todo es que la justicia actúa solo si es en flagrancia; de resto ni siquiera detienen al agresor.

Ainalem Centeno

Licenciada en Comunicación Social.

Artículos relacionados

Close