Internacionales

Imputaron al juez Bonadio por denuncia del FPV

Argentina.-  El juez federal Claudio Bonadio, es el encargado de resolver en las próximas horas si procesa a la ex presidenta Cristina Kirchner, por la causa de la venta de dólar futuro, enfrenta desde el día de ayer una causa penal que lo tiene como imputado.

Jorge Di Lello, el fiscal federal, promovió ayer que se investigue una denuncia presentada en contra de Bonadio por un grupo de diputados del Frente para la Victoria, que acusaron al Juez y al presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger, de haber sido ellos los culpables del perjuicio al Estado que provocó esta venta de dólares.

Di Lello, el día de ayer presentó su requerimiento de instrucción (documento que abre formalmente la causa) contra los dos denunciados y pidió las 13 primeras medidas de prueba para que se pueda avanzar en esta investigación.

Estas medidas incluyen que se obtenga una lista completa de todas las operaciones con dólar futuro desde octubre del año pasado y que se citen para declarar una veintena de personas, incluidos la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su ministro de Economía Axel Kicillof.

“Sólo en cuanto a aquellos aspectos que no afecten sus garantías constitucionales”, informó el fiscal. El problema es que los mismos hechos que Di Lello, pide que declaren como testigos, ya rindieron declaración como acusados en el juzgado de Bonadio, que ahora se debe resolver si los procesa.

Esta denuncia de los diputados kirchneristas, forma parte de la estrategia defensiva de Cristina Kirchner, el día que declaró en el juzgado de Bonadio. Esta contraofensiva se presentó en la misma fecha que la ex mandataria fue citada, como uno de sus argumentos para sostener el pedido de que el juez fuera apartado de la causa.

Los diputados denunciantes son: Héctor Recalde, Nilda Garré, Diana Conti, Carlos Kunkel, Teresa García, Luis Cigogna, Juliana Di Tullio, Carlos Moreno, Marcos Cleri y Rodolfo Tahilade. Todos ellos, representados por Carlos Beraldi, el defensor de Cristina Kirchner en el expediente de Bonadio. La ex presidenta, además, pidió ser aceptada como querellante en esta nueva causa.

En la presentación de ayer de Di Lello, pidió que se investigara a los diputados en una posible “administración infiel en perjuicio de la administración pública” que se habría realizado “al haberse modificado las condiciones en que fueron celebrados los contratos denominados de dólares a futuro en perjuicio de los intereses estatales y en favor de particulares”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close