InternacionalesUruguay

Inaugurarán nuevo hospital con salas de partos en Uruguay

Uruguay.- El Centro Hospitalario Pereira Rossell inaugurará de manera contigua cuatro salas de nacimiento que representaron una inversión de quinientos mil pesos. El rector del nosocomio, Federico Eguren, expresó al diario El Observador que las salas de partos “serán las mejores de Uruguay” y que se aprovecharán para “continuar optimizando” los resultados, debido a que en el año 2016 la tasa de mortalidad materna en ese centro de salud resultó nula.

“En la maternidad del Pereira Rossell vienen al mundo uno de cada seis ciudadanos uruguayos (…) y en  el año 2016 nacieron más de siete mil niños”, manifestó Eguren. En el año 2015 fueron siete mil los nacimientos, por lo que la propensión “continúa siendo a la baja”, declaró.

Según el referido diario uruguayo, el experto testificó que la tasa de cesáreas fue del veinticuatro por ciento, lo que establece que se encuentren “por debajo del sistema”, si bien las cifras del año 2016 del resto de los establecimientos aún no se precisan.

Por otro lado, el doce por ciento de los infantes que nacieron en ese centro de salud fueron prematuros, al tiempo que el veintisiete por ciento de las embarazadas eran jóvenes. El proyecto de las salas de partos del Hospital Pereira Rossell resulta un plan de dos etapas, que contiene ocho áreas. Hoy se dará apertura a cuatro y la semana que viene se emprenderán las laboras de salud en las demás. “Las salas cuentan con una tecnología de alta innovación que no posee ningún lugar de salud en Uruguay”, sustentó Eguren.

Photo by julieet

Voluntarios abrazaron bebés abandonados en Pereira Rossell

Eran recién nacidos dejados en situación de abandono. Recogían atención en salud pero no mantenían a alguien que los estimulara, que jugueteara con ellos, les cantara canciones de niños, les diera besos o los aupara. Lograban transcurrir varios meses en el Hospital Pereira Rossell luego de llegar al mundo, sin ningún motivo médico que lo ameritara, sino porque habían sido abandonados de sus familias por el quebrantamiento de cierto derecho fundamental. Esperaban que un magistrado resolviera cuál sería su futuro: regresar a su núcleo biológico o ser concedidos en adopción.

Según las afirmaciones recogidas por el diario El Observador de Uruguay, seis meses atrás esa situación se modificó. Continúan siendo desligados de sus familias al momento de nacer, pero en la sala de bebés dejados que existe en ese hospital (donde nace el dieciséis por ciento de los bebés de toda la nación), conviven voluntarios del “Proyecto Canguro” que permanecen en disposición las veinticuatro horas, todos los días del año, con el propósito representativo de mimarlos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close