pornografía infantil

Mark Salling se declara culpable por posesión de pornografía infantil

Estados Unidos. – El actor de Glee afrontaría una pena de entre 4 y 7 años de cárcel. Además, será incluido en la lista de delincuentes sexuales por posesión de pornografía infantil.

Se le vino la noche. El recordado intérprete de “Noah Puckerman” admitió tener miles de vídeos de pornografía infantil. Esta confesión sería parte de un acuerdo privado con la fiscalía americana. Esto significa un cambio en su estrategia legal, ya que al inicio se había declarado inocente. Esto se debería a que al declararse inocente podría enfrentar hasta 20 años de prisión.

La pesadilla para Salling inició en diciembre del 2015, cuando la policía encontró más de 50.000 fotografías y 600 vídeos pornográficos de menores. Estos ilegales archivos se encontraban distribuidos en su ordenador y una memoria portátil. Algunos de los vídeos eróticos encontrados correspondían incluso a menores de 3 años.

“Noah Puckerman” finalmente se declaró culpable de “un delito grave de posesión de pornografía infantil que involucra a una menor de edad prepúber”. Luego de esta confesión, tendrá que enfrentar un juicio con una pena de entre 4 y 7 años de cárcel, según informó el portal estadounidense “The Hollywood Reporter”.

Pero quizás lo más complicado de esto es que será incluido en el registro de delincuentes sexuales, en este caso por pornografía infantil.

Esta inclusión  le impide estar cerca de niños, colegios, parques, piscinas públicas, cines y cualquier otro establecimiento frecuentado por menores de 18 años. Tampoco está permitido la comunicación electrónica, telefónica o de cualquier tipo con algún niño u adolescente. Además, deberá recibir tratamiento psicológico y pagar 50.000 dólares a cada víctima.

Este escándalo se suma a una serie de conductas salvajes y delictivas de parte del actor. En el 2013 fue acusado por una joven a la que obligó a tener relaciones sexuales sin protección. Ella alegó que le había dicho expresamente que quería usar preservativos. Finalmente terminó demandando al actor; el proceso actualmente sigue en curso.

Es una lástima que la prometedora carrera de Salling se haya ido en picada por sus despreciables conductas personales. Recordemos que en el 2009 alcanzó la fama mundial al interpretar a Noah “Puck” Puckerman en la serie musical Glee.